Preso sobrevive a la inyección letal, pero muere por coronavirus

Recibió la pena de muerte tras ser declarado culpable de violación y asesinato.

Romell Broom, sentenciado a pena de muerte por violación y el asesinato, sobrevivió a una inyección letal en el 2009, sin embargo, el último lunes del 2020, el coronavirus acabó con su vida.

Broom estaba encarcelado desde1984 por el crimen cometido a Tryna Middleton, una adolescente de 14 años que secuestró en Cleveland, Estados Unidos, mientras la menor caminaba a su casa.

Ya en prisión, el nombre Romell Broom se hizo muy popular por evitar una muerte anunciada cuando tenía 53 años. Broom, en su ejecución, recibió 18 pinchazos de aguja, pero ni uno acabó con su vida.

El problema no era la inyección letal, sino que sus verdugos nunca pudieron encontrar su vena. Tras mucho intentarlo desistieron y reprogramaron su ejecución.

Su fecha de ejecución más reciente fue en junio, pero el gobernador republicano Mike DeWine emitió un indulto y fijó una nueva fecha para marzo de 2022.

Broom sobrevivió a la ejecución de 2009 "solo para vivir con el miedo y la angustia cada vez mayores de que se usaría el mismo proceso en su próxima fecha de ejecución", dijeron los abogados Timothy Sweeney y Adele Shank en un comunicado.

"Que su muerte de esta manera, y no en la cámara de ejecución, deja pensar si se debió suspender para siempre su ejecución", dijeron.

Cabe destacar que solo un condenado había sobrevivido al primer intento de ejecución en la historia penitenciaria.

Te puede interesar