Cusco: Hombre que secuestró y asesinó a su hijastro es sentenciado de por vida a prisión

Juan Carlos Gárate y sus dos hermanos decidieron secuestrar y asesinar a un menor de 13 años tras enterarse que no era su hijo biológico. 

El Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial dictó cadena perpetua contra Juan Carlos Gárate y los hermanos Wilfredo y Percy Peralta Jalire. Los jueces emitieron sentencia después de concluir que estos sujetos cometieron parricidiosecuestro homicidio calificado. El 21 de agosto de 2017, secuestraron a un menor de 13 años. Veintiséis días después, hallaron su cadáver.

El fiscal Rony Gibaja informó que, para los magistrados, las pruebas que incriminan a estos hombres son el reporte de llamadas entre el padrastro del menor y los autores materiales, las pericias psicológicas y las declaraciones testimoniales. La coartada del padrastro, que lloraba la muerte del menor, se desmoronó a inicios del 2019, cuando las investigaciones determinaron que se comunicó con los coautores del crimen.

Las indagaciones del fiscal concluyeron que Gárate planeó y ordenó la muerte del adolescente después de que se enterara que este no era su hijo biológico.

Los jueces también impusieron el pago de una reparación civil de S/ 300.00. La lectura íntegra de la sentencia se realizará este viernes 6 de noviembre.

Crimen

Los hechos se remontan al 2017. La mañana del 21 de agosto, secuestraron al estudiante cuando iba su colegio en el distrito de Wanchaq en Cusco. A las 11 de la mañana, la madre de la víctima recibió una llamada de uno de los captores de su hijo. Le exigían el pago de S/ 500.000 a cambio de liberarlo.

La primera reacción de la madre fue hacer la denuncia ante la Policía Nacional. Mientras presentaba la denuncia recibió una segunda llamada. El secuestrador ahora solo pedía S/ 15.000 a cambio de la libertad del menor.

Cuatro días después del secuestro, Claudia dedujo que quien la llamaba era su cuñado Percy Peralta Jalile y el hermano de este, Wilfredo. Después de un mes, el 21 de setiembre, el cuerpo del menor fue hallado en un descampado lejano, a orillas del río Vilcanota en Quispicanchi. No tenía signos vitales y su cuerpo se encontraba en estado de descomposición.

Te puede interesar