¿Cómo orientar a tu hijo a encontrar su vocación durante la pandemia?

Elegir una vocación puede ser menos difícil si los padres contribuyen. 

 De acuerdo al último censo escolar del Ministerio de Educación, más de 400 mil jóvenes peruanos terminan la secundaria cada año. Se estima que apenas 3 de cada 10 de ellos tiene una elección clara sobre su futuro en la educación superior. Esta es una decisión muy difícil y una de las más importantes que afronta una persona en toda su vida. Tomarla en plena pandemia del COVID-19 complica aún más la situación. Por ello, necesitan del apoyo de sus padres para pasar por este proceso.

“Elegir una vocación no suele ser algo sencillo para un escolar. El rol de los padres durante esta decisión es muy importante. Ellos deben estar informados para poder ayudar a sus hijos”, señala Edgar Portocarrero, jefe de Procesos Académicos de Admisión en UTEC.

El especialista da estas recomendaciones para tomar una buena decisión:

- Investiga cuáles son sus carreras de interés.  Ayuda a tus hijos a buscar la malla curricular en las páginas web de las universidades que las ofrecen. Las casas de estudio también suelen organizar charlas gratuitas online sobre sus programas, en las que participan egresados que pueden darte una mejor visión sobre la carrera y su campo laboral.

- Identifica sus habilidades blandas. Para una carrera universitaria -y a futuro, laboral- no se necesita solamente adquirir conocimientos. También es importante contar con habilidades blandas como la adaptación al cambio, el trabajo bajo estrés o la empatía. Los jóvenes deben evaluar cuáles serán más necesarias en su campo de interés.

- Evalúen juntos el mercado laboral. Si bien es importante seguir tu vocación, todo padre de familia sabe que también es vital poder vivir de tu carrera. Juntos pueden buscar en Internet diversos websites con información sobre la tasa de empleo y salario promedio de las profesiones.

- Ayúdalo a prepararse para la vida universitaria. Antes de ingresar a una universidad, es necesario que el estudiante pueda comenzar un proceso de adaptación. Un centro preuniversitario puede ser de mucha ayuda en este proceso; ya que es el puente perfecto entre la universidad y el colegio. “En el centro preuniversitario de UTEC, no solo buscamos reforzar los conocimientos del alumno, sino desarrollar habilidades como el pensamiento lógico y el trabajo en equipo para alcanzar una meta”, agrega Portocarrero, quien recuerda que la preparación preuniversitaria de la casa de estudios iniciará un nuevo ciclo el sábado 5 de septiembre.

Te puede interesar

SÍGUENOS