Reclaman que no pueden recoger cuerpo de jóvenes asfixiados en discoteca por dar positivo a COVID-19

De los 13 fallecidos, 11 tenían el nuevo coronavirus.

El gran pesar continúa para los familiares de las víctimas que fallecieron la noche del sábado en el interior de la discoteca Thomas Restobar en Los Olivos. Como se dio a conocer ayer por la noche, 11 de los 13 muertos tenían coronavirus, por lo que sus familiares no pueden retirar sus cuerpos.

Ellos permanecen en el frontis de la Morgue Central de Lima a la espera que les entreguen el cadáver de sus familiares. “Qué injusticia, que me digan por qué. Ella ha fallecido con su amiga. Yo no sabía que se había ido”, declaró una madre de familia, quien a la vez pide ayuda por todos para poder despedir a las víctimas de la tragedia en la discoteca Thomas Restobar.

Mediante un comunicado, el Ministerio Público, explicó que debido a que varias de las víctimas dieron positivo al COVID-19, hoy recién se les podrá realizar la necropsia respectiva con los protocolos de bioseguridad.

“Las necropsias se llevarán a cabo mañana, lunes 24 de agosto, en cumplimiento a los procedimientos de bioseguridad exigidos en estas circunstancias, sobre todo porque se han identificado 11 cadáveres infectados con el virus”, manifestó el Ministerio Público.

Como se recuerda, la noche del último sábado, 12 mujeres y un hombre fallecieron asfixiados cuando los más de 100 asistentes al local ubicado en la cuadra 2 de la avenida El Zinc de Los Olivos intentaron escapar de una intervención policial.

Los hechos ocurrieron minutos antes de iniciarse la inmovilización social obligatoria, fijada para las 22:00 horas, en el marco de la epidemia de coronavirus que azota al país desde el mes de marzo.

Te puede interesar