Chimbote: Homenajean con murales a dos médicos que fallecieron por COVID-19

Los médicos retratados lucharon contra la COVID-19.

Un joven artista homenajeó a dos médicos ancashinos que fallecieron por la COVID-19 retratándolos en un mural.

Irwin Bruno quiso agradecerles a los galenos Jhony Cano Suarez y Marvin Cuencas por su lucha durante la pandemia.

El joven chimbotano bautizó su retrato con el nombre de “héroes de blanco”. La Fundación Lynch apoyó a Bruno para que logre su objetivo.

Con la pintura de los rostros de los galenos, Irwin quiere despertar conciencia en la población y que puedan respetar las medidas de aislamiento y así frenar el avance de la enfermedad.

“Les comparto este proceso en homenaje a dos de nuestros médicos chimbotanos que perdieron la batalla contra el coronavirus: Johnny Cano y Marvin Cuenca (…) tomemos conciencia, cuidémonos y cuidemos a los nuestros”, publicó en sus redes sociales

El gesto ha sido agradecido por los familiares de los profesionales de la salud fallecidos, quienes aún no superan la triste partida de sus familiares.

¿Quiénes eran los médicos homenajeados?

Jhony Cano era un reconocido médico chimbotano, quien se contagió del COVID-19 mientras lideraba las acciones para frenar el avance del virus en los mercados y pueblos de Nuevo Chimbote, como funcionario de la comuna de ese distrito.

Cano ocupó diversos cargos en entidades estatales. También fue director de la Red de Salud Norte e incluso estuvo a cargo de la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Áncash.

En tanto, Marvín Cuenca falleció a sus 30 años. Se trata del profesional de la salud más joven que pierde la vida por la pandemia hasta el momento.

Él trabajaba en una clínica particular de Lima, donde contrajo la enfermedad. El galeno estuvo internado en el hospital III de Essalud en Chimbote y falleció horas antes de ser trasladado a la capital peruana para recibir tratamiento contra el coronavirus.

Te puede interesar