Mujer con COVID-19 da a luz pero muere sin poder conocer a su hija

Pese a no tener enfermedades preexistentes, deja a dos niños huérfanos y a una bebé que no recibirá el cariño de su madre.

Una mujer murió víctima del coronavirus sin poder conocer a su hija recién nacida. Ella dio a luz mientras estaba internada con respirador artificial pero perdió la vida poco después de convertirse en madre.

Aurora Chocan Esparza, de 35 años, llegó al hospital North Memorial en el Centro de Brooklyn, Nueva York, con claros síntomas de coronavirus, por lo que los doctores planificaron una cesárea por temor a que el bebé no recibiera suficiente oxígeno, pese a solo tener 30 semanas de gestación.

Tras dar a luz, la salud de la mujer se complicó. Su esposo suplicaba para una mejor atención, pero todos los intentos fueron en vano. Aurora Chocan Esparza no resistió más y perdió la vida.

Juan Durán, su esposo durante siete años y con quien tuvo 3 hijos, contó: “Ella era una mujer sana de 35 años sin condiciones preexistentes. Nunca pensamos que esto podría pasarle a nuestra familia”.

En un principio, Duran creyó que su joven esposa iba a regresar rápido del hospital. Pero cuatro días después, los médicos decidieron llevar a cabo la cesárea, preocupados tanto por la madre como por la bebé.

“Fue entonces cuando me golpeó. Estaba pensando ‘está bien, ella pasará esto, unos días en el hospital’. Pero cuando recibí esa llamada me golpeó”, agregó el padre de la niña, quien nació en forma prematura, pero se encuentra saludable.

Por último, Durán afirmó, muy emocionado, sobre la recién nacida que “su corazón está muy bien. Ella puede respirar sola. Ella come, sonríe, llora”.

 

Te puede interesar