“¡Alguien dispara dentro de casa; creo que mis padres están muertos!”: La escalofriante llamada de una niña al 911

Las autoridades quedaron consternadas al llegar a la casa en Estados Unidos y descubrir la masacre.

En redes sociales un escalofriante caso se viralizó desde Estados Unidos, debido a que una niña llamó al 911 desesperada tras escuchar disparos en el interior de su casa y descubrir que un sujeto atacó a toda su familia horas después de una denuncia contra su mascota. 

El dramático momento se registró en el interior de la propiedad de Port St. Lucie, en la costa de Florida, donde los medios informaron el hecho como "una verdadera masacre" luego que el sujeto irrumpiera en la vivienda para atacar a toda la familia. 

Anciano ingresa a casa en venganza por denuncia contra perro

El sujeto de 82 irrumpió en una propiedad armado y comenzó a disparar frenéticamente contra los miembros de una familia compuesta por madre, padre y dos hijas de 13 y 11 años. Una de ellas fue la que alertó a las autoridades por medio de un llamado al 911. 

El asesino y las víctimas eran vecinos. Habían tenido una disputa que llegó a la corte de justicia que este lunes por la mañana había declarado al perro como un “animal peligroso”. Esto enfureció al dueño de la mascota que decidió ir a matar a sus vecinos.

Niña llama al 911 para alertar que su familia fue asesinada

El sheriff del Condado de St. Lucie, Ken Mascera, confirmó lo sucedido en declaraciones al canal KMOV4. “Si escuchaste esta llamada por la radio, se te pondrían los pelos de punta. Una niña pequeña dice: ‘Hay alguien disparando en nuestra casa. Creo que mis padres están muertos. Creo que mi familia está muerta’”, dijo Mascera.

Tras la llamada, las autoridades se dirigieron de inmediato al lugar, donde se toparon con una escena de terror. Los oficiales encontraron al padre de familia llamado Guy Alexander Hansman asesinado, mientras que una menor de 11 años estaba herida en estado crítico.

Por otra parte, la madre y otra de las hijas pudieron escapar de la vivienda, pero también habían sido alcanzadas por la furia homicida del vecino.

El asesino seguía dentro de la propiedad. Los agentes quisieron que se entregara, pero al fracasar en su intento comenzó un tiroteo que provocó que uno de los policías resultaran heridos. El criminal fue finalmente abatido. Fue identificado como Ronald Delserro.

El barrio es uno de los más exclusivos y tranquilos de la zona. Sus casas están rodeadas de jardines y palmeras y nunca ocurre nada. Los vecinos creyeron que las detonaciones eran parte de los fuegos artificiales por posibles festejos del 4 de julio, Día de la Independencia de los Estados Unidos, que se habían extendido más allá de esa fecha.

Te puede interesar