Niño de 12 años muere tras quedar en medio de una balacera y pide que le digan a su mamá que la quiere

El pequeño recibió un balazo en el abdomen cuando dos bandas de vendedores de drogas se enfrentaron.

La delincuencia nuevamente se cobró una vida inocente. La noche del último lunes, un niño de 12 años fue baleado en el abdomen tras quedar en el medio de un enfrentamiento entre dos bandas rivales de venta de drogas en la provincia de Salta, Argentina.

Fernando estaba con su tía en la puerta de su casa cuando ocurrió la balacera. "Esto no fue un accidente, vinieron a matar", contó la tía de la víctima.

El hecho ocurrió en el barrio 26 de Marzo y horas después desde el Ministerio Público provincial confirmaron que producto de la balacera detuvieron a dos personas, uno de ellos menor de edad. Sin embargo, la familia del pequeño afirmo que ninguno de los detenidos es el autor del disparo que mató a Fernando.

Según narraron los vecinos, ayer a las 20 horas aparecieron alrededor de 15 jóvenes con palos, machetes y armas de fuego para enfrentarse a otro grupo con el que tenían un viejo conflicto, en el cual el móvil es la venta de drogas.

"No hacían disparos para amedrentar, sino que tiraban a matar. Ellos vinieron agitando las pistolas, diciendo que en el barrio mandan ellos, que nadie les iba a decir nada, a mi prima de 16 años le apuntaron en el pecho. Ella se puso a discutir, Fernando estaba al lado mío, y le dispararon, entramos a casa y él se desvaneció”, declaró la tía del niño al diario argentino ‘El Tribuno’.

Asimismo, un testimonio señaló que llamaron al 911 pero la ambulancia nunca llegó y después de esperar unos 15 minutos otro familiar subió a Fernando a su auto y lo llevó al hospital.

"Decile a mi mamá que la quiero”, fueron las últimas palabras que el pequeño dijo antes de morir.

Te puede interesar

SÍGUENOS