Médico celebra el Día del Padre trabajando en UCI

El médico cusqueño no ve a su familia desde hace 80 días y no puede abrazar a su hijo de 5 años para no ponerlo en riesgo con un posible contagio de coronavirus.

La pandemia por COVID-19 ha hecho que muchos médicos pasen muchas horas atendiendo emergencias y luchando por salvar vidas todos los días.

Uno de ellos es Reynaldo Morales Mercado, quien es un médico de 37 años que trabaja en el área de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para casos de COVID-19 del hospital Antonio Lorena de Cusco.

Hace tres meses, tiempo en el que empezó esta pandemia, el médico cusqueño no ve a su familia con regularidad, ya que tuvo que alquilar un departamento para así evitar cualquier contacto  para evitar poner en riesgo a su familia por un posible contagio del coronavirus.

A Reynaldo le encantaría pasar el ‘Día del Padre’ en compañía de su familia y abrazar a su hijo de 5 años; sin embargo, él lo pasa cuidando a sus pacientes y cuando habla de ellos un poco se le quiebra la voz porque siente que quizás es la última persona que ven antes de morir.

Lleva la medicina en las venas

Morales descubrió que se quería dedicar a la medicina en el colegio y desde que inició sus prácticas, le gustó el trabajo de los médicos intensivistas.

Por más que él ve casos muy fuertes, siempre se mantiene optimista y no pierde la esperanza, pues ha visto cómo muchos pacientes superan el cuadro grave de la enfermedad y respiran por sus propios medios.

Te puede interesar

SÍGUENOS