Video en el que médicos debaten a qué pacientes de coronavirus darle prioridad causa polémica

El jefe del hospital Infanta Cristina de Parla de Madrid pidió a su equipo que esté listo para recibir órdenes negando la internación a personas mayores.

Crece la polémica en España luego de que saliera a la luz un video en el que se observa al jefe médico del hospital Infanta Cristina de Parla de Madrid pidiendo a su equipo que esté listo para recibir órdenes negando la hospitalización a personas mayores durante el pico de la pandemia.

Las imágenes, difundidas por El País y El Diario, son de mediados de marzo, semanas antes del momento más crítico de la expansión de la enfermedad en esa nación.

El video muestra una exposición de un médico internista del centro a otros compañeros sobre varios modelos éticos a la hora de desplegar atención a enfermos.

El profesional explica que hay sistemas éticos, que denomina de “justicia” y “beneficiencia” para conseguir el “máximo beneficio” del paciente en situación de “abundancia” de recursos, y apunta que existe un tercera vía que nombra como “utilitarista” que aparece cuando “hay limitación extrema de recursos”.

“El objetivo principal no es el beneficio individual sino el beneficio social, maximizar el número de vidas salvadas”, apuntó y puso como ejemplo de catástrofe el atentado del 11-M, en el que se empleó un “triaje de guerra”.

Con este sistema, detalla, se etiquetan por colores a pacientes leves, recuperables, críticos con los que actuar de urgencia y no recuperables. También alude a los que serían pacientes de edad cuyo triaje se pospone.

A continuación, el medico advierte que la situación derivada del cronavirus “obliga a plantear que puede ocurrir una limitación extrema de recursos”.

En ese posible caso, especificó en su simulación que un “primer cuello de botella” serían las camas Unidad de Cuidados Intensivos, el segundo las camas de hospitalización, luego el personal disponible (desaconsejando doblar turnos) y también aludió al acceso a material de protección.

Luego, empleó un léxico bélico para agregar que, en este sistema ético, “a lo mejor llega un momento que hay que decidir a quién se tira la bala (en alusión a recursos) o si me la guardo para otro paciente”.

En la exposición, el médico explica que ese escenario implica reorganizar la actividad asistencial, los recursos logísticos y centralizar las camas UCI, que ya no serían del hospital sino de la Comunidad de Madrid: “Se asignan las camas a pacientes que más se beneficien, no por gravedad sino por años de vida recuperables”.

“Eso es drástico, es horroroso, ojalá no hubiera que vivirlo”, prosiguió en su alocución.

En esa charla entre compañeros indicó que si la curva de contagio del coronavirus “se aplana a lo mejor no se llega a esto”.

“Luego dentro de dos semanas me diréis qué catastrofista eres. Pero si la curva no se aplana y todos pensamos que no se va a aplanar, puede que lleguemos a esto, desabastecimiento, limitar tratamiento a pacientes recuperables, no dar tratamientos a ancianos en residencias”.

En ese momento, una compañera pregunta si eso pasa “ya” en las residencias y la respuesta fue cruda: se administra antibacteriano y “si es Covid mala suerte”.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid se desligó del asunto y afirmó que no dictó ninguna instrucción con criterios de edad para acceso a las UCIs de Madrid y que el polémico video es una sesión interna de “simulación de un escenario de catástrofe” al inicio de la pandemia.

Así lo han indicado fuentes del departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero en relación al video entre la charla de un médico internista del centro con otros compañeros, enmarcando estos comentarios en una sesión donde se “simulaban” las “distintas posibilidades que podían ocurrir y diferentes formas de actuar según el escenario de inicio de la pandemia”.

“Como simulación que era no estaba sujeta a ningún protocolo ni directriz específica”, han recalcado desde la Consejería de Sanidad para agregar que no se dio durante la crisis sanitaria ninguna instrucción en base a criterio de edad para limitar el acceso a la UCI.

Al respecto, la Consejería ha insistido en que “no ha dictado ninguna instrucción” con criterios de edad para el acceso a las UCIs de Madrid y que durante la pandemia, entre el 1 de marzo y el 30 de abril, las bases de datos reflejan que se atendieron de forma global a 2.600 pacientes Covid, con un rango de edad que va de los 18 a los 98 años.

Por otro lado, el departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero asegura que el número de camas de cuidados intensivos se triplicó, pasando de 540 puestos a 1.900.

Aparte, en el Hospital de Parla se han destinado “todos los recursos necesarios” en función de las fases de escalada de la pandemia atendiendo a las necesidades asistenciales de cada momento. Concretamente, se pasó de siete camas a 21 en UCI y de 147 a 281 en hospitalización, más el Hotel NH, en el que se habilitaron 120 camas.

(Con información de Europa Press)

Te puede interesar