Aprueban cadena perpetua para violadores y asesinos de niños en Colombia

Con 75 votos a favor, el Congreso de Colombia logró aprobar esta pena máxima para abusadores sexuales y asesinos de menores de 14 años.

El último jueves, el Congreso de aprobó una reforma a la Constitución para imponer la prisión perpetua a violadores y asesinos de niños y adolescentes de hasta 14 años.

Con 75 votos a favor y ninguno en contra, el Senado, con el respaldo del gobierno de Iván Duque, dio luz verde al cambio del artículo 34 del texto constitucional que prohibía “las penas de destierro, prisión perpetua y confiscación”.

“De manera excepcional cuando un niño, niña o adolescente sea víctima de las conductas de homicidio en modalidad dolosa, acceso carnal que implique violencia o esté en incapacidad de resistir, se podrá imponer como sanción hasta la pena de prisión perpetua”, menciona la reforma aprobada.

Según medios de comunicación de Colombia, la iniciativa ya había sido aceptada por la Cámara Baja y deberá ser promulgada por Duque en los próximos días.

Cabe indicar que, hasta ahora la pena máxima en Colombia era de 60 años de cárcel.

La decisión del Congreso de Colombia se da en medio de un debate que tuvo lugar por más de una década en este país de fuerte tradición conservadora.

Cuando Ivan Duque asumió el poder en el 2018, asumió esa causa (cadena perpetua para violadores) como bandera de campaña e impulsó su discusión en el Congreso.

“Hoy Colombia tiene un gran motivo de felicidad. Hoy el Congreso de la república ha sacado adelante esa gran reforma que esperaban tantas familias, que esperábamos todos nosotros”, manifestó el mandatario en un programa habitual de televisión.

Duque destacó que confía en que las agresiones a menores sean siempre delitos “imprescriptibles para que en cualquier momento, quien haya cometido ese delito, tenga esa sanción ejemplarizante”.

Abuso sexual y asesinatos de niños en Colombia

En Colombia casi dos menores de edad son asesinados al día. Según la autoridad forense, en 2019, más de 22.000 menores de 18 años fueron víctimas de delitos sexuales y 708 de homicidio.

Durante extensos debates, los defensores del proyecto argumentaron que los agresores de menores tienden a recaer en la comisión del delito y la cadena perpetua es una forma de disuadirlos. Además, dijeron que las agresiones contra niños han aumentado en los últimos años y las penas vigentes, aunque eran altas, no siempre se pagaban en su totalidad.

Por su parte, los detractores, entre los que están congresistas de la oposición, académicos y expertos aseguraron que un incremento punitivo no es eficaz en la reducción de las agresiones. Según ellos, era mejor invertir en investigación criminal, para reducir la impunidad.

Te puede interesar

SÍGUENOS