Afroamericano muere luego de que un policía se arrodilló sobre su cuello: “No puedo respirar”

George Floyd que padecía de claustrofobia fue confundido con un malhechor. Cuatro agentes policiales fueron despedidos por su acto de discriminación y asesinato.

Una vez más sale a relucir que el racismo a las personas de color. Se trata de cuatro oficiales policiales que haciendo uso del poder otorgado por el Estado decidieron reaccionar de manera brutal y humillante contra un hombre de apariencia afroamericana.

El vídeo de seguridad que salió a la luz gracias a un programa televisivo, muestra a un agente arrodillarse sobre el cuello de su víctima, quien luego de varios minutos en los que luchó para poder respirar, perdió la vida por la falta de oxígeno que le ocasionó el peso de quién debió respetar su vida.

La reacción deplorable de los policías

Por favor, por favor, no puedo respirar. Por favor”, se escucha el intento de grito del hombre antes de perder el conocimiento. En paralelo, las personas que se encontraban presenciando el hecho gritaban en instaban a los oficiales para que cesaran. Sin embargo, estos se mostraron confrontativos.

El hecho, que revive una vez más la problemática con respecto a la cantidad de episodios de esta naturaleza entre policías blancos y hombres afroamericanos, tuvo lugar el último lunes en el estado de Minneapolis en Estados Unidos.

Lo confundieron 

Según el protagonista del crímen quién en complicidad con otro 3 agentes policiales más señalaron que el hombre, llamado George Floyd, había sido detenido porque su descripción coincidía con la de un sospechoso en un caso de falsificación en una tienda de comestibles. También aseguró que se encontraba bajo la influencia de drogas y se resistió al arresto.

Versión del testigo

Sin embargo, un testigo del lamentable hecho, aseguró que vio como la policía intentaba que Floyd entrara en la patrulla, pero que el hombre les decía que era claustrofóbico. Además, reveló que de que la víctima dejó de moverse. Pese a haber perdido el conocimiento, el policía mantiene su rodilla en su cuello durante varios minutos más.

“Ser afroamericano en Estados Unidos no debería ser una sentencia de muerte. Durante cinco minutos vimos como un oficial de policía blanco presionó su rodilla contra el cuello de un hombre afroamericano. Cuando escuchas a alguien pedir ayuda, debes ayudar. A este oficial le falló su humanidad más básica, expresó el alcalde de la ciudad de Minneapolis.

Wapa, los agentes responsables de la despreciable reacción fueron despedidos.

Te puede interesar

SÍGUENOS