Gianna Velarde revela a Wapa.pe la magia del empoderamiento a través de sus motos

Empezó a montar moto con su papá cuando tenía 15 años, ahí se enamoró de ellas y no las pudo dejar.

Gianna Velarde habló en exclusiva con Wapa.pe donde nos contó el cómo entró al mundo de las carreras y cómo su pasión la ha llevado a empoderarse.

“Me metí a las carreras recién hace dos años y medio, motivada por mis amigos a que diera un pasito más. Yo siempre salía con mi papá a montar moto y básicamente era un hobbie, y ya cuando vi que más chicos se metían, me dije, ¿por qué no?”, manifestó Gianna Velarde.

Para Gianna, su gusto por las motos no la hace menos femenina: “Algo muy hermoso de la mujer es el sentirse femenina, sentirse bella consigo misma. Yo creo que la belleza no es un estándar que venden las marcas de ropa de alta gama, que te muestran modelos súper flacas o que andan en moto, se sacan el casco y su cabello sale todo sedoso. Y es que, la realidad no es así, te sacas el casco y estas todo despeinada, llena de tierra, pero creo que la belleza está en que una se sienta segura, confiada y hermosa”.

También nos habló sobre la imagen que quiere dejar para las mujer peruanas: “Yo quiero demostrar que la mujer peruana puede lograr todo lo que se proponga. Yo no soy una piloto profesional, experimentada, que lleva años corriendo carreras como otros pilotos con trayectoria. Yo quiero entrar como la mujer que le encantan las motos, apasionada y que un día decidió correr la carrera más difícil del mundo e hizo todo lo necesario para poder cumplirlo”.

Indicó que para ella ser hermosa es demostrar tus convicciones y la confianza que tienes en ti misma.

Como se sabe, la joven de 24 años es la primera mujer en participar en el Dakar en la categoría de moto. Por eso, cuando le consultamos sobre cómo ve el panorama indicó estar segura que terminará la carrera. “Estoy entrenando súpero duro para eso y sobre todo me la estoy creyendo, creo que eso es lo más importante, porque si tú no crees lo que deseas, es muy difícil que lo logres”.

“Mi principal motivación para participar en esta carrera es el demostrarme que puede, que también puedo convertirme en un piloto Dakar”, expresó.

gianna-velarde1

 

MACHISMO ENTRE FIERROS

Cuenta que no ha sido fácil encontrar patrocinadores, pero tiene claro la imagen que quiere transmitir, que definitivamente no es el de campeona, sino de una mujer que está luchando por lograr un objetivo, no un sueño, porque no cree en los sueños sino en los propósitos.

“Hay machismo, en todos lados. Las mujeres peruanas no llevamos ni 100 años desde que podemos votar, entonces en verdad estamos en un mundo muy machista, sobre todo en el Perú”, explicó.

Por esa razón, agradeció a la Rambla que la haya incluido entre sus mujeres revolucionarias. “Me siento muy orgullosa porque puedan reconocer mi valentía por meterme a esta carrera que es tan difícil. Estoy demasiado agradecida con esta empresa por reconocer este esfuerzo y que me hayan incluido entre sus mujeres revolucionarias y sobre todo, creo en estas campañas, porque creo firmemente que pueden cambiar y marcar la diferencia, demostrar que las mujeres cada día estamos más empoderadas".

EL APOYO DE LA FAMILIA FUE FUNDAMENTAL

Para Gianna Velarde el apoyo de su familia ha sido muy importante. Contó que al comunicar la noticia de que entraría al Dakar al inicio le dio miedo a su familia, pero su papá siempre la ha apoyado con el tema de la moto, él siempre la ha motivado. Su mamá al inició le decía que no se suba a una moto que era para hombres, pero como ha visto su perseverancia y disciplina, es ella quien ahora le da aliento para continuar con sus entrenamientos.

Sus entrenamientos empezaron hace más de siete meses y lo primero que hizo es ganar peso para poder cargar la moto, ya que en una carrera tan larga como el Dakar se pierde masa, grasa y líquidos. Y ahora, en esta parte de su entrenamiento, que ya subió de peso, está concentrada en la parte aeróbica y en las horas de manejo en la moto.

Cabe resaltar que para Gianna esta carrera es una oportunidad de dar un ejemplo de fuerza y empoderamiento para las niñas y mujeres.

Gianna-Velarde2

Te puede interesar