"Madres de Abril" demandan juicio por crímenes de lesa humanidad en Nicaragua

"Madres de Abril", buscan justicia. 

La Asociación Madres de Abril (AMA) de Nicaragua, compuesta por mujeres que han perdido a sus hijos en protestas contra el presidente Daniel Ortega, demandaron  que los responsables de dichas muertes enfrenten un juicio por crímenes de lesa humanidad.

En un manifiesto, la AMA pidió un mecanismo que "posibilite el juzgamiento y sanción de los autores materiales e intelectuales de los crímenes de lesa humanidad y las violaciones a los derechos humanos".

Según organismos humanitarios locales e internacionales, la crisis sociopolítica de Nicaragua ha dejado entre 325 y 535 muertos, además de 552 a 558 "presos políticos".

El Gobierno reconoce 199 muertos y 273 reos, a los que llama "terroristas", "golpistas" y "delincuentes comunes".

La AMA también pidió la libertad de "todos los presos políticos", y que "cese inmediatamente el acoso, intimidación, estigmatización, criminalización, judicialización, despidos, expulsión de centro de estudios, y cualquier otro tipo de represalias" contra las personas que participan en manifestaciones contra el presidente.

Manifestaciones

Las madres solicitaron el establecimiento de una fiscalía especial independiente, la protección de las víctimas sobrevivientes, la desarticulación "transparente" de las fuerzas "parapoliciales", el cese de todo tipo de represión, y el cumplimiento de las leyes internacionales por parte del Gobierno de Nicaragua.

En su manifiesto, la AMA hizo énfasis en que sea expuesta la verdad de los asesinatos de sus hijos, la justicia en cada caso, la reparación integral de los sobrevivientes y la construcción de una memoria social para que Nicaragua no vuelva a pasar por una crisis similar.

La oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos.

Ortega niega ser responsable e insiste en que contuvo un intento de "golpe de Estado".

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia debido al saldo mortal en las manifestaciones.

Con información de EFE

Madres de nicaragua

Te puede interesar