Mujeres iraníes, por primera vez desde 1979, pudieron asistir a un partido de fútbol

Tuvieron que pasar muchos años para que las mujeres de Irán puedan pisar un estadio de fútbol en su país.

Pasaron cuarenta años, luego que la Revolución Islámica regulara la presencia de las mujeres en los espacios públicos en Irán. Ahora, la iraníes, por fin, pueden asistir a un partido de fútbol. Aunque, el terreno ganado no es mucho, es muy significativo: alrededor de mil de ellas lograron acceder al estadio Azadi, en Teherán, para disfrutar del partido del Persépolis en la final de la Champions League asiática. Hasta ese momento, el fútbol era una cuestión masculina.

¿El termino de una era? Tal parece, que la mayoría de las mujeres asistentes accedieron al partido por su calidad de familiares de los jugadores o por trabajar para la federación. El mérito de que esto haya sucedido recae en Open Stadiums, organización que lleva luchando por la inclusión de las mujeres en las gradas (ya sea mediante propuestas o influenciando a diferentes organismos internacionales para que presionen al gobierno de Teherán).

mujeres

La apertura de las autoridades  iraníes ha ido de poco en poco. En el mes de junio, algunas mujeres pudieron acceder al principal estadio de Teherán para ver por televisión el encuentro mundialista entre las selecciones de Irán y España. Y hace unos meses, otro grupo pequeño, que también estaba relacionado con la federación y con los futbolistas, pudo ver un amistoso entre las escuadras de Irán y la de Bolivia, pero en vivo.

El gobierno de Irán tomó la decisión de dejar acceder a los partidos de fútbol a las mujeres, gracias a la intensa campaña impulsada por Open Stadiums, que ha convertido al fútbol en el gran campo de batalla por el empoderamiento femenino en el país. El organismo consiguió  que la FIFA se involucre, que a su vez había presionado a las autoridades iraníes para democratizar la asistencia a los estadios de fútbol.

Al conocer la noticia de la presencia femenina en los estadios de Irán, la FIFA declaró su satisfacción por este tímido realizado por el país asiático.

Cabe mencionar, que la situación de las mujeres de ese país es una de las más controvertidas de Medio Oriente. La revolución de 1979 generó que el prisma religioso y fundamentalista de los ayatollahs se infiltrara en la sociedad y en la vida pública. Hoy en día, las mujeres iraníes están obligadas a seguir un código de vestimenta y sufren las inflexibilidades de la sharia a nivel legal.

Te puede interesar