Esta es la razón por la que los bebés se chupan el dedo

Según los especialistas, impedirles este hábito a los bebés solo provocará resistencia y se sentirá frustrados.

¿Haz notado que tu bebé se chupa el dedo pulgar en cualquier lugar y momento del día? ¿Sabes por qué lo hace? Antes de ahondar en el tema, es importante que sepas que este hábito es normal y común en niños pequeños.

Según la psicóloga y pediatra, Cindy Gellner, los niños se llevan el dedo a la boca cuando se sienten triste, molestos o aburridos, y con esta acción buscan autoconsolarse. Por ello es mejor no recriminarles y menos impedírselos.

«Chuparse el dedo es una forma común que tienen los niños de consolarse. Si lo hacen, por lo general es antes de los tres meses. A veces los bebés se chupan los pulgares incluso antes de nacer, y es algo realmente lindo de ver en un ultrasonido», señala la especialista.

No obstante, cuando lo hacen pasado los cuatro años, es posible que se sientan reprimidos ante un padre que toda su vida le negó hacerlo. Entonces, ¿cómo hacer para que no se chupen el dedo?

Lo mejor que podemos hacer, según la especialista, es ignorar la acción o ayudarle hacer algo diferente para que pueda superar este hábito, sobre todo cuando tiene esta edad.

«Si la succión del pulgar se debe al aburrimiento, dale algo para que se entretenga con sus manos, sin mencionar la succión del pulgar. Cualquier presión que se ponga sobre ellos para detener la succión del pulgar, solo provocará resistencia y se sentirá frustrado», asevera la experta.

Pero cuando supera los cinco años, debes hablarle y explicarle que este hábito puede dañar la posición de sus dentaduras, ya que tienen la edad suficiente para darse cuenta lo que está mal. Pero, no le grites, conversa con el y si persiste, puedes optar por llevarle a algunos talleres que le ayuden a olvidarse de esta acción.

Te puede interesar