Natalie Vértiz confirma la vuelta de los vestidos boho con mágico diseño de encaje y broderie

Natalie Vértiz sacó a relucir un sublime y refrescante estilismo de la mano de un vestido bordado de encaje y broderie que expone el regreso del estilo boho. 

Natalie Vértiz nos demuestra que los vestidos boho siguen siendo una de las alternativas infalibles para el verano. En Instagram, la conductora de “Estás en todas” celebró el Día del amor y la amistad con un inmaculado outfit que pintó de cuerpo entero la tendencia que ha cautivado a las fashionistas más exigentes.  

Para una ocasión tan especial como San Valentín la ex reina de belleza se dejó conquistar por la magia y el encanto de los cortes fluidos para conseguir un estilismo relajado y bohemio.

Y es que ante el incesante incremento de temperaturas nada mejor que llevar un vestido de una sola pieza que gracias a la ligereza del material y tejido ayude a mantener la frescura y comodidad. Un look que inmediatamente captó nuestra atención, además, debido a su delicado diseño.

Dentro del estilo boho muchas de las insiders apuestan por llevar a carta cabal uno de los preceptos básicos en la moda: “menos es más” y en este caso Natalie Vértiz supo ejecutarlo con mucha destreza adaptándolo a su personalidad. Para ello empleó un moderno e impoluto maxi vestido que capturó la esencia de esta corriente de moda.

Se trató de un mágico atuendo total white de escote redondo en el que reinó la fluidez y los detalles con encaje y broderie. En la parte del corpiño el encaje basado en un patrón de flores le dio un toque etéreo y en la parte inferior se generó un sublime contraste gracias a que se intercalaron franjas de la tela de lino con transparencias elaboradas con broderie. En suma, la mezcla del bordado inglés junto con el tejido transparente de carácter ornamental lograron crear un diseño romántico de ensueño.

Sobre los vestidos boho

Los vestidos son una de los elementos imprescindibles en el armario por su ligereza y por su facilidad para crear estilismos instantáneos con una sola pieza. “El vestido boho, aquel que se puso de moda hacia 2015 de mano de diseñadores como Matthew Williamson e iconos como Sienna Miller vuelve a estar omnipresente sobre la pasarela. Si hace unos días hablábamos de la falda boho como una de las protagonistas del armario de verano, su contrapartida resulta todavía más potente. Lo demuestran colecciones como la de Saint Laurent, en la que Anthony Vacarello recurría al legado de su fundador y aquellas colecciones que bebían del exotismo ruso (1976) y de los vestidos zíngaros y románticos (1977) para subrayar una estética que regresa por la puerta grande”, explican desde Vogue.

Te puede interesar