¿Quieres usar rubor pero tienes rosácea? Estos tips te ayudarán a llevarlo con éxito

¿Rosácea en la piel? Con estos tips aprenderás a sacarle máximo provecho a tu rubor para complementar tu look de maquillaje.

El rubor puede ser el paso final para culminar nuestra rutina beauty y conseguir un look de maquillaje divino, pero para aquellas personas con rosácea, este cosmético es simplemente un rotundo 'no'. Afortunadamente, existen algunos tips que puedes seguir para poder ponerte blush en las mejillas.

Según los expertos en maquillaje, el primer paso en este caso es  neutralizar las zonas problemáticas de la piel. Puedes conseguir esto usando un corrector verde para cancelar el rojo en la piel; tan solo debes aplicar una pequeña cantidad de producto sobre tu cutis y luego difuminar muy bien sobre el área. Luego, coloca tu base y unifica los tonos, asegurándote que ambas se fusionen bien en tu tez.

Además del pre-corrector verde, también es importante que limpies tus brochas de maquillaje con frecuencia y apliques tus productos de manera adecuada pues la piel con rosácea es más sensible y más propensa a irritarse.

Finalmente, si hablamos de los tonos de blush que puedes usar, los expertos aconsejan desistir de los tonos muy encendidos (en especial los que son muy rojos o rosados) pues resaltan la rojez de tu piel. En su lugar, puedes probar colores duraznos o corales que, además de estar en plena tendencia en el mundo beauty, te darán un acabado natural y hermoso, y si son en crema, ¡mucho mejor!

Te puede interesar