¡Que nunca les falte estas frases de amor a tu pequeño!

Descubre por qué es importante manifestarle tu amor.

El amor por nuestros hijos no tiene límites por lo que buscamos lo mejor, tanto en el lado físico como emocional. Es así que, durante el crecimiento no debe faltar una expresión de todo el aprecio que se les tiene.

Ya que, si pasamos la infancia sin sentir el amor de los padres, mediante frases, caricias y otros, tendremos una serie de consecuencias negativas en nuestra vida adulta, que deberemos trabajar entonces, tales como: poca autoestima, necesidad de ser aceptado por los demás, inseguridades, miedos, dependencias, etc.

¡Te amo! Decirle a tu hijo que lo amas debe estar siempre en tu vocabulario diario ya que, nunca está de más reiterar lo que sentimos por ellos para reforzar el vínculo afectivo que los une.

Me haces muy feliz. A los pequeños de casa les gusta ser el centro de atención y saber que el quien llena de felicidad y alegría nuestro hogar y nuestros corazones.

padres

Eres maravilloso. Siempre recuérdale todo lo bueno que tiene para dar. Motívalo a seguir en lo que emprenda. Levántalo en cada tropiezo. Forja una autoestima de oro transmitiéndole seguridad y haciéndole saber lo que vale. Dale alas de independencia y autonomía en base a lo que es y a lo que quiere y puede llegar a ser.

Creo en ti. Otra de las frases de amor que no pueden faltar durante el crecimiento de nuestros hijos. Insiste en que, con esfuerzo y dedicación, cada uno puede ser lo que quiere ser en la vida. Tan solo hay que trabajar por ello, siendo disciplinado, constante y perseverante. No importa si en alguna ocasión tu pequeño se siente como “el peor” en lo que hace. Recuérdale que crees en él, esto le brindará parte del apoyo que necesita para seguir adelante.

mamá

Estoy muy orgullosa de ti. Sin duda, esta es una de las frases de amor más importantes. Siempre mostrarse orgullosas de cada paso que da, por más pequeño que sea. No importa qué tan lentos sean esos pasos, lo que vale es que sean firmes. En otras palabras, expresarles nuestro orgullo por lo que hacen, por lo que son, les fortalece.

Confío plenamente en que puedes hacerlo. Demuéstrale a tu pequeño que tienes plena confianza en sus habilidades y aptitudes. Alimenta sus capacidades, incluso cuando se sienta derrotado. Aunque, ojo, no esperes a que el pequeño se sienta mal para decírselo. Trata de decírselo tanto en los momentos buenos como en los malos.

Me encanta compartir mi tiempo contigo. Atención con esta aseveración, pues no se trata solo de decirla, sino de cumplirla. No hay mejor crianza que aquella que brinda verdadero tiempo de calidad. Al compartir tiempo, actividades y juegos juntos se estrecha el vínculo entre ambos. Además, es hermoso aprender, divertirse y amarse en manos del tiempo en común.

mamá

Agradezco a la vida por tenerte y por nuestro tiempo juntos. Explícale que no puedes sentirte más afortunada desde el día en que sentiste sus primeros movimientos en tu vientre. Dile que no hubo día más feliz que aquel en el que sentiste el olor a vida en su piel. Te darás cuenta de que no eres la única que agradece por ello, los pequeños también se alegran y agradecen tener allí, a su lado, a su madre.

Recuerda que la expresión verbal de nuestro afecto es una de los ingredientes mágicos para una educación positiva por ello, una buena dosis de valoración conlleva en sí, amor, comprensión y aceptación.

Te puede interesar