9 increíbles usos del corrector que probablemente nunca consideraste intentar

Un solo producto y muchas posibilidades.

1.     Generalmente, cuando compramos nuevos productos de maquillaje pensamos que estos solo tienen un uso específico para nuestra rutina de belleza, pero el corrector es la excepción. Este discreto, pero maravilloso ítem tiene más usos que la mayoría de sus competidores que muchas desconocemos. ¿Quieres saber cuáles son? Aquí te lo contamos.

Te Te saca de apuros: Si se te acabó la base y estás en búsqueda de un solución rápida y efectiva, mezcla una porción tu corrector con poco de crema hidratante para conseguir una alternativa parecida. Los expertos en belleza recomiendan que las medidas sean una parte de corrector y dos de hidratante, combinarlos bien y aplicarlos con normalidad.

M

    Volumen para las pestañas: Para conseguir pestañas más gruesas y voluminosas, varias personas se aplican una capa de corrector antes de utilizar el rímel de pestañas para que estas consigan un efecto más llamativo.

     Cejas: Para lograr que tus cejas estén realmente definidas y resalten entre tu maquillaje por su pulcritud, puedes aplicar corrector en los bordes superiores e inferiores de las mismas para eliminar cualquier resto de producto y despejar el área.

p

    Rellenar espacios vacíos: Así como lo escuchas, si tienes pocos vellos puedes aplicar corrector en las cejas para darles más volumen. Después de peinar las cejas, rellena cualquier el parche que necesites, déjalo secar y al momento de aplicar tu producto, este tendrá a qué aferrarse.

     Labios: Sirve como un primer que no solo neutraliza el color de tus labios, pero que además le añadirá intensidad al color que desees aplicar y la mejor parte, hará que este se quede por más tiempo. Aplica una ligera capa de corrector sobre tus labios, difumina con una esponjita y luego aplica el color de labial que más te guste.

    Corrige las imperfecciones: Si se te pasó la mano delineado tus ojos, no te preocupes, el corrector llegó para salvar tu día. Traza una ligera línea paralelo al delineador que quieras corregir y asegúrate de difuminarlo bien sin estropear el delineador.

     Contouring: Así como usas el corrector para iluminar, también lo puedes usar para oscurecer y definir. Usando uno o dos tonos más oscuros que tu color de piel, aplica el corrector en las cuencas de tus mejillas, frente, los costados de tu nariz o donde normalmente sueles oscurecer. La fórmula cremosa del corrector se difuminará a la perfección dejando un resultado natural y radiante.

c

     Iluminador: Celebridades como Bella Hadid usan esta técnica para resaltar sus pómulos, iluminar el rostro y aportar más definición en general. Usa un corrector un tono o dos más claros que tu color de piel y aplícalo en la parte superior de los pómulos, arco de cupido y puente de la nariz para un efecto brillante.

    Definición: Para conseguir que tus sombras tengan ese aspecto de definición afilado, puedes colocar corrector de manera angular en la dirección donde quieres perfilar el maquillaje para conseguir un ‘look’ de infarto y sin mucho esfuerzo. Eso sí, recuerda difuminar bien. También lo puedes usar para delinear el exterior de los labios después de haberlos pintados, para eliminar cualquier imperfección o exceso de producto.

o

    ¿Sabías todos los usos alternativos que tiene el corrector además de iluminar y disimular las imperfecciones de la piel? Esto demuestra que este producto está lleno de posibilidades para usar dentro de nuestras rutinas de maquillaje y que realmente merece estar en tu kit de cosméticos. ¡Qué esperas para probarlos!

Te puede interesar