10 tips para cuidar y maquillar una piel con acné

Te damos unos consejos para aprovechar lo mejor de los dos mundos, el maquillaje y los tratamientos de belleza.

Existen una infinidad de preguntas en cuanto hablamos del cuidado de la piel y sobretodo la que presenta acné, ya que muchos opinan que se debería limitar el uso de maquillaje para despejar la piel. Si bien esto ayuda en su mejora, existen una serie de pasos que puedes seguir para cuidar tu piel y usar maquillaje al mismo tiempo. Aquí te contamos algunos consejos para aprovechar lo mejor de los dos mundos.

1. Limpia y protege tu piel: Los expertos aseguran que es importante que uses un limpiador no solo que vaya de acuerdo a tu piel en cuestiones de agresividad y necesidades, pero también para eliminar los restos de toxinas, polución y residuos de maquillaje. Así evitarás más acumulación de bacterias y grasa que tapan los poros.

2. Cálmala y refréscala: Puedes utilizar lociones faciales que no solo hidraten y limpien tu piel, pero también que ayuden a calmarla o aliviar las zonas rojas o sensibles por la aparición del acné.

n

3. Hidrátala: Un paso súper importante en tu rutina de cuidado de la piel y de maquillaje también. Sin importar tu tipo de piel (grasa, seca o mixta) los expertos aseguran que la hidratación es fundamental para ayudar al rejuvenecimiento de la tez y aportar los nutrientes que necesita. Eso sí, se recomienda que te abstengas de los productos grasos (para que no tapen los poros) y escojas uno adaptado a tu cutis.

4. Exfolia, pero no siempre: Exfoliar es necesario para eliminar la capa de piel muerta, favorecer la renovación celular y oxigenar la tez. Sin embargo, recuerda que todo en exceso es malo, por esta razón los expertos recomiendan realizar este tratamiento una o dos veces por semana para evitar resecar e irritar aún más el cutis.

5. Correctores de color:  Por fin es el momento de usar maquillaje. Si tenemos una piel muy roja, lo recomendable es usar una prebase verde para cancelar los tonos rojizos. Sino, aplicar una sombra un poco más clara, pero todo en pequeñas cantidades. 

g

6. Base: Una vez aplicada esa base, hace falta otra que actúe como cobertura y cree uniformidad en nuestra piel. Sin embargo, los expertos en maquillaje recomiendan que sea ligera ya que de lo contrario se podría crear una especie de máscara por la acumulación de los productos (si es que estos no son aplicados correctamente). 

7. Polvos: Ya colocada la base, le sigue los polvos minerales, que según los expertos será la mejor alternativa para que el maquillaje luzca uniforme y evite las zonas de brillo en el rostro.

8. Adicionales:  Ya con la base y polvos colocados, puedes experimentar o recrear los ‘looks’ que más te gusten con tu maquillaje para los ojos o para el diseño de tus labios.

p

9. Desmaquillante: Del mismo modo que preparamos nuestra piel para colocarnos maquillaje, es esencial desmaquillarse y librar al rostro de cualquier impureza para evitar más acné. Dependiendo de tu rutina y tratamientos, puedes emplear los mismos productos que utilizaste en la mañana para remover los residuos y purificar tu cutis.

10. Hidratar de nuevo: Al quitarnos el maquillaje, la piel se pone seca, por lo que antes de dormir, es recomendable aplicar una ligera base de hidratante para que la tez absorba todos los nutrientes que necesita durante la noche.

Recuerda, antes de aplicar maquillaje es necesario que tu piel haya previamente atravesado una serie de pasos y productos que aseguran su bienestar y protección contra distintos aspectos como la contaminación, residuos de maquillaje o acumulación de grasa que al final, solo la perjudican más. Y lo más importante, por las noches ¡no olvides desmaquillar e hidratar tu tez!

u

 

Te puede interesar