Su perro murió y lo tiró en la calle. Vecino le dio el último adiós que merecía

Este hombre al ver al perro cadáver en el pasto, tomó acciones correctas y él mismo cavó una tumba para el animal. Lo enterró y despidió dignamente.
 

Tener un perro es una responsabilidad de por vida, incluso cuando los peludos la pierden. Ellos son los hijos de sus familias, por lo cual merecen un trato digno hasta su último latido de sus nobles corazones. Lamentablemente, hay personas que no están a la altura para tener un peludo.

Este es el caso de un canino que después de fallecer su dueño simplemente lo dejó tirado en el campo, a los alrededores de donde vivía. Si eso es indignante, imagine lo que pasó en vida el peludo. Según reportan los vecinos, el mal dueño lo maltrataba constantemente.

De esta forma lo denunció la usuaria Ángel Teng en su cuenta en al red social Facebook, en la que explicó que su tío fue quien le dio una sepultura digna al perro, cuando lo encontró en esa condición.

"Mi vecino empezó a cuidar de un perro. La primera vez que lo conocimos, el perro corrió a nuestra casa y pidió comida. Cuando lo trajimos de regreso a su dueño y les dijimos que el perro había corrido a nuestra casa, el vecino continuó atándolo y el perro lloraba todos los días", narró Ángel.

(Foto: Ángel Teng)

"Durante los próximos meses, a menudo llegaba a nuestra casa a jugar, pidiendo comida, fue una relación que duró meses. (Luego el can) fue atacado por un perro grande y resultó herido", detalló.

(Foto: Ángel Teng)

La joven destacó que desde entonces el peludo no se apareció más por la casa, lo cual les generó mucha intriga. "Fue solo después de que mi tío fue a buscarlo que nos dimos cuenta de que el perro estaba muerto en un campo", manifestó.

(Foto: Ángel Teng)

"Mi tío fue a decirle al vecino que su perro había fallecido, entonces supimos que el perro había sido tirado en la hierba por los vecinos. Mi tío les preguntó enfadado: ¿Por qué tirarías a tu perro al campo? Si no manejas la situación lo tomaré y lo enterraré. Los vecinos simplemente dijeron: ¡si lo quieres, llévatelo!", acotó Ángel.

(Foto: Ángel Teng)

Por este motivo, el tío de Ángel cavó un hoyo cerca de su casa y enterró al perrito dentro, para que descansara en paz y darle el último adiós que merecía. Pusieron unas plantas encima de su tumba y así lo dejaron descansar eternamente, alejado de la crueldad humana.

"No empieces a criar a un perro si lo van a tirar así", reiteró la joven en redes sociales.


 

Te puede interesar