Diseñadora realiza una cirugía de reconstrucción de ala rota a una mariposa

Romy McCloskey viene siendo catalogada en Facebook como la "cirujana de la naturaleza" luego de mostrar la reconstrucción de ala que le practicó a una mariposa que estaba en su jardín.

Son muy pocas las personas en el mundo que están dispuestas a colaborar con los animales indefensos, pero en esta oportunidad Romy McCloskey dio una tremenda lección de ingenio. A través de Facebook, la joven diseñadora plasmó todos sus conocimientos en una "cirugía" que le practicó a una mariposa que tenía el ala rota.

En su vivienda de Savannah, Estados Unidos, ella tiene varios arbustos donde una mañana cualquiera encontró que tres orugas habían quedado atrapadas en sus plantas de algodoncillo. Sin embargo, lejos de dejarlas ahí por ser parte de la naturaleza, quiso ayudarlas y se dio con la sorpresa que una de ellas estaba lastimada.

Luego de pasar todo su proceso de transformación, uno de los insectos presentaba una displicencia: tenía el ala derecha rota al 75%. Ella quiso hacer uso de sus conocimientos de diseñadora y con varios implementos montó una "sala de operaciones" en su sala.

"¡Ta-Da! ¡Ha terminado! Pueden ver que las líneas negras en el ala superior derecha no coinciden con el 100 %, y si miras a su ala inferior derecha falta el punto negro que indica sexo masculino. Oh, y el blanco en su ala es el talco", explicó Romy en sus redes sociales, adjuntando las imágenes del proceso.

Por amor a los animales

A pesar que sabía que las mariposas no viven más de 24 horas, la joven quiso demostrar en Facebook que todos podemos hacer una obra bien con los menos pensados. Así que con ayuda de cemento de contacto, un mondadientes, tijeras, pinzas, bastones de algodón y, especialmente, una ala extra de una mariposa muerta, empezó su cirugía.

Tras varias horas de un complejo procedimiento, la nueva 'extremidad' del insecto estaba terminado y listo para probar si podía volar con normalidad. Así que decidió llevarla a su jardín trasero y dejarla en un lugar estable para ver sus movimientos. El resultado era el esperado: podía volar.

Una peculiar 'superheroína'

"Cuando esta pequeña se presentó a mí con alas tan desgarradas y dañadas, lo puse en mi página personal de Facebook. Yo estaba con el corazón roto por la idea de tener que dejarla morir. Entonces un amigo me envió un video sobre la reparación de alas. Pensé, ya que hago tanto diseño, corte y realización de disfraces… podría hacer esto", concluyo Romy McCloskey en su post de Facebook.

Te puede interesar