Denuncian a familia que encadenó a su pitbull para luego abandonarlo

El Refugio Canino de Muratella denunció a través de Facebook el abuso que sufrió Lucky, un perro que fue desechado como 'juguete viejo' por su familia sin remordimiento alguno.

El 2021 ha iniciado con malas noticias para los amantes de los animales, quienes expresaron a través de Facebook su indignación tras conocer el maltrato que sufrió Lucky, un perro de raza pitbull que fue encadenado y abandonado por su familia a las afuera de un albergue porque, supuestamente, no podían continuar con su mantención.

A pesar que los activistas siempre han luchado para erradicar esta práctica, las personas de mal corazón logran cumplir sus objetivos y terminan por deshacerse de sus mascotas por razones sin sentido. Sin embargo, parece que el caso de este cachorro podría correr una suerte distinta si las autoridades aceleran los trabajos de investigación.

La desagradable situación ocurrió en Muratella, Roma, capital de Italia, donde los voluntarios del Refugio Canino de Muratella explicaron que el cachorro fue encontrado amarrado a un tubo de metal que impedía su movilización, pero con la esperanza de que un transeúnte de buen corazón se apiade de su desgracia.

"Cada mañana alguien se despierta y decide abandonar a su perro. Hoy (8 de enero) alguien decidió hacerlo amarrándolo frente al portón de nuestra segunda perrera, Puente Marconi, por suerte, con cámaras que esperamos puedan identificar al responsable de este crimen", publicó el albergue.

¡No al abandono animal!

"Decidimos llamarlo Lucky, con la esperanza de que este año le dé la suerte que no tuvo en el encuentro con su primera familia, capaz de atarle a un poste y darle la espalda, dejándolo incrédulo y ladrando. Para cualquier persona interesada en adoptarlo, puedes mandarnos un correo", agregaron en su post de Facebook.

Sobre los datos que manejan sobre el perro, de raza pitbull, señalaron que "de momento solo sabemos que tiene un año y en los próximos días será evaluado por nuestros educadores (…) Esperamos que quien no pueda darle un hogar, decida dárselo a otro de nuestros aproximadamente 600 perros".

Justicia para los animales

Además, el Refugio Canino de Muratella hizo un llamado a través de Facebook para que las autoridades aceleren el proceso de investigación y puedan dar con el paradero de los involucrados, quienes podrían recibir una pena de cárcel y también deberán pagar una fuerte multa económica.

Te puede interesar