Salvan a perro desnutrido que soportó "extrema crueldad" por mucho tiempo

La organización Paws 4 Hope publicó en su canal de YouTube el radical cambio de Joao, un perrito que se recupera de manera impresionante luego de haber sido encontrado muerto de hambre.

Hay quienes nacen en "cuna de oro" y otros que nacen para sufrir, dicha frase aplica tanto para humano y animales, y eso fue lo que pasó con Joao, un perro que tocó las fibras mas sensibles de la comunidad de YouTube por vivir desde siempre bajo la sombra del maltrato y el abuso.

La organización Paws 4 Hope compartió a través de sus redes sociales el rescate de la indefensa mascota, quien estaba muerto de hambre, abandonado, sin amor y olvidado por parte su familia que, seguramente, juró cuidarla y llenarla de amor hasta sus últimos días.

Cada costilla y cada hueso se hacían notar en el cuerpo del pequeño cachorro, que hacía un esfuerzo notable para mantenerse en cuatro patas y no caer bruscamente al suelo por la debilidad y la poca fuerza que poseía debido a la mala alimentación que tuvo que pasar desde siempre.

"Víctima de una crueldad extrema, un cachorrito pasó hambre durante mucho tiempo. Los voluntarios del refugio pidieron ayuda para este pequeño. Dinero o sin dinero, en casos como este no hay nada en qué pensar. Estaba en mal estado, demacrado, anémico y muy débil", contó la organización.

Por amor a los animales

De acuerdo al video publicado en YouTube, los voluntarios del refugio supieron que debían acoger al perrito a pesar de los inconvenientes que tenían en el refugio. Y así lo hicieron: lo llevaron hasta su recinto para que sea revisado por un veterinario, quien detalló que tenía su boca magullada y heridas en su cuerpo.

"Fue hospitalizado por anemia, deshidratación, diarrea y vómitos. Estuvo viviendo en el hospital durante mucho tiempo y recibió tratamiento, lo que requiere muchos costos para cubrir sus facturas médicas. Tenía diarrea muy fuerte con sangre e infección", contaron.

Un giro totalmente inesperado

En su proceso de recuperación, sus cuidadores se dieron cuenta de que el perro ya estaba comiendo y eso era indicio de buena señal. "Cuando llegó a los veterinarios, comenzó su camino de recuperación, se le brindó atención las 24 horas. Joao se mantuvo estable, pero su apetito ha disminuido mucho. El análisis de sangre mostró que la infección aumentó mucho, lo cual no es bueno", escribió Paws 4 Hope en la descripción del video de YouTube.

Te puede interesar