Perrita sin hogar cuidó toda la noche a un anciano con Alzheimer que se había perdido

¡Viral en YouTube! La noble labor que cumplió esta bella perrita sin hogar cautivó el corazón de miles de personas y de la familia del hombre con Alzheimer, quienes decidieron adoptarla.

A través de YouTube pudimos ser testigos de una conmovedora historia entre una perrita y un hombre que solo la tenía a ella. Este es el caso en donde encaja perfectamente la frase: El perro es el mejor amigo del hombre.

Esta es la historia de Francisco, un anciano diagnosticado con Alzheimer, y Estrella, una perrita vagabunda de noble corazón, que por cosas del destino ambos se juntaron convirtiéndose en amigos inseparables.

La conmovedora historia viral en YouTube cuenta como un día Francisco de 75 años salió de casa sin que nadie se diera cuenta y con el tiempo suficiente para que el pobre hombre se perdiera en las calles de Burriana, Castellón, en España.

El hombre caminó desorientado tratando de volver a casa, pero no lo logró y terminó atrapado en un socavón de fango del cual a pesar de sus esfuerzos no podía salir y fue en ese momento que apareció Estrella, una cachorrita de Pitbull de cuatro meses.

La pequeña perrita que deambulaba por el lugar fue la salvación del anciano, ya que al percatarse que el pobre hombre necesitaba ayuda, no lo dudó y se acostó a su lado para brindarle calor, quedándose ahí por al menos 15 horas.

Mientras tanto, la familia de Francisco no dejaba de buscarlo y con la ayuda de familiares y amigos lograron encontrarlo a las afueras del pueblo atrapado en el lodo con hipotermia pero acompañado de una perrita.

Al darse cuenta del estado de Francisco, la familia rápidamente llamó a la ambulancia para que lo auxiliaran, pero jamás imaginaron que la perrita que fue encontrada a su lado también intentara subirse con él.

La hija de Francisco al notar la nobleza de la perrita, se hizo cargo de ella y se la quedaron bautizándola con el nombre de Estrella. "Su buena estrella en esa noche oscura”, dijo María Gracia, hija de Francisco.

Cuando el anciano logró recuperarse y volvió a casa, Estrella tuvo un encuentro emotivo con Francisco. La pequeña can corrió hacia él y empezó a lamerle las heridas que todavía le quedaban de aquel día que el destino los juntaron.

Te puede interesar

SÍGUENOS