Cheesecake de duraznos en almíbar: fabulosa receta sin horno muy fácil de preparar

Receta paso a paso del pastel favorito por excelencia. ¡No necesita horno

Uno de los postres más famosos en el mundo gracias a su sencilla preparación y sabor exquisito.

En las siguientes líneas te vamos a enseñar cómo preparar este cheesecake a base de duraznos en almíbar y queso crema.

Lo mejor es que no necesitaremos llevar al horno y todos los ingredientes son muy accesibles por lo que no necesitarás alejarte demasiado ya que puedes conseguirlos en el mercado de tu localidad.

Disfruta de su maravillosa textura y sabor haciendo tú misma la preparación siguiendo esta sencilla receta. ¡Atenta y toma nota!

Ingredientes 

1 lata de duraznos en almíbar

300 gr. de queso crema

200 gr. de crema de leche o leche evaporada

40 gr. de gelatina (diluída previamente en una taza del almíbar o de agua caliente)

150 gr. de azúcar

Para la base

150 gr. de galletas de vainilla

100 gr. de mantequilla

Preparación

Procesa las galletas groseramente para que tengan textura.

En un bowl agrega la mantequilla derretida y las galletas trituradas, mezcla hasta que tengas una mezcla húmeda.

Forra un molde redondo de 24 cms con esta masa, presionando en la base. Reserva en la nevera.

En un bowl aparte, bate la crema de leche evaporada con el azúcar, el queso crema y la mitad de los duraznos previamente procesados (o desmenuzados), reservando la otra mitad para decorar.

Mueve en forma envolvente, agrega la mitad de la gelatina ya disuelta e integra todo muy bien.

 En la masa de galleta reservada, coloca unos duraznos en el fondo, vacía la mezcla del cheesecake sobre estos y lleva la nevera por treinta minutos aproximadamente hasta cuajar.

Una vez cuajado el cheesecake, vierte el resto de la gelatina a temperatura ambiente sobre él, y moviendo un poco el recipiente para que cubra toda la superficie. Lleva de nuevo a la nevera hasta que cuaje completamente.

Sirve preferiblemente frío.

Tips de cocina

En caso de no tener la gelatina de durazno, utiliza 40 g de gelatina, y cuando las hayas diluido, utiliza la mitad para el cheesecake, y la otra para la cobertura, habiendo antes colocado e integrado unas pocas gotas de colorante amarillo para darle color.

(Foto/recetas-rapidas)

¿Cómo preparar chessecake con horno y sin horno?

Si te quedaste con ganas de más, mira este vídeo y aprende dos fabulosas recetas.

Te puede interesar

SÍGUENOS