¡Aprende a hacer maní confitado casero con tres ingredientes y en pocos minutos! [VIDEO]

Receta peruana muy fácil de preparar y aprovechar los beneficios de este fruto seco. 

El maní confitado conocido en otros países como maní garrapiñado es un dulce tradicional muy popular en las calles limeñas. 

Un snack de antaño que seguramente has probado de regreso a casa luego de una jornada larga de trabajo o en tus días de escuela a la hora del recreo. 

Lo cierto es que este clásico antojito tiene una preparación realmente sencilla, sólo requiere tres ingredientes económicos y accesibles, y una cocción básica que puedes realizar en pocos minutos. 

(Foto/crocanticos-selvaticos)

Antes de compartirte la receta queremos que conozcas los beneficios del maní, aunque cabe señalar que es posible realizar la misma preparación con pecanas y nueces.

¿Qué beneficios tiene el maní para la salud?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) los incluye entre los alimentos recomendables “para una dieta saludable”.

Su contenido en proteínas y aminoácidos, minerales como el potasio, magnesio y el fósforo, vitamina E y ácido fólico, contribuye a alargar la vida.

En las siguientes líneas te compartimos paso a paso cómo preparar maní confitado fácil y rápido. ¡Atenta y toma nota! 

Ingredientes

1 taza de maní crudo y con cáscaras

1/2 taza de azúcar blanca refinada

1/4 de taza de agua

¿Cómo preparar maní confitado? 

Seleccionar el maní, separar los que no tienen cáscara o los que vienen arrugados, lavarlo.

Colocar en una cacerola mediana de fondo grueso todos los ingredientes y dejar que caliente a fuego alto.

Una vez que el azúcar se haya derretido completamente, reducir el fuego al mínimo y vigilar que no se queme.

Poco a poco se tornará una miel. El proceso debe durar alrededor de 10 minutos.

Luego de 12 minutos aproximadamente, el azúcar se habrá convertido en una miel más espesa, es decir, las burbujas se mueven con más lentitud. En ese momento, apagar y retirar del calor.

Con la ayuda de una cuchara de manera remueve hasta que la miel se azucare y cristalice.

Si consideras que luego de haber removido por cinco minutos no sucede, puedes derretir una vez más en el fuego hasta encontrar el punto.

Una vez que el maní de ha azucarado, regresaremos a la cocina a fuego mínimo y mover con la cuchara suavemente. El azúcar se irá derritiendo y nuevamente completaremos la capa de confitado con el mismo azúcar.

Sigue removiendo con ayuda de la cuchara para evitar que se peguen hasta que el color oscurezca un poco. En ese momento sabrás que ya están listos.

Retira, deja enfriar y separa maníes que se hayan quedado pegados. ¡Listo! Disfruta de este snack junto a tus seres queridos.  

(Receta de Esperanza y Ana Celia Rosas)

¿Cómo hacer maní confitado fácil?

Mira este vídeo y aprende una receta sencilla paso a paso, además, te enseñarán cómo almacenarlo o en caso desees obsequiarlo. 

Te puede interesar