Padre dona parte de su hígado a su hijo de 4 años y logra salvarle la vida

El niño sufrió hepatitis fulminante, una enfermedad que se caracteriza por una falla hepática muy severa a causa de una infección por el virus de la Hepatitis A.

Una historia conmovió a miles de personas al ver el gran amor que tiene un padre por su pequeño. Y es que un joven donó una parte de su hígado a su hijo de 4 años que requería con urgencia un trasplante para salvar su vida.

El menor de edad que padecía de hepatitis fulminante, una afección que se caracteriza por una falla hepática muy severa debido a una infección por el virus de la Hepatitis A, pudo salir victorioso de esta cirugía en el Hospital Edgardo Rebagliati, de EsSalud, ubicado en Jesús María.

Los progenitores notaron síntomas de la enfermedad como vómitos, hinchazón de estómago y un color amarillo repentino en su carita, así que decidieron trasladarlo desde Huacho a la capital limeña.

La vocera de EsSalud, la Dra. Ana Muñoz, explicó que el personal médico, determinó que la salud del paciente se encontraba en situación crítica por una infección causada por Hepatitis A.

Ante esta penosa situación, el padre de 22 años optó por donar parte de su hígado (326 gramos) para que su hijo no pierda la vida a causa de la enfermedad.

Una larga operación para ayudar a Alejandro

Para ello, un equipo de galenos verificó la compatibilidad del hígado para el trasplante. Gracias a la gran labor del grupo Multidisciplinario de la Unidad de Trasplante Hepático Pediátrico de dicho nosocomio, la intervención quirúrgica que tuvo una duración aproximada de 14 horas, salió con éxito.

“En la actualidad el pronóstico del niño es excelente. Nos sentimos contentos de que a pesar de todas las dificultades impuestas por la pandemia COVID-19, se haya podido beneficiar con esta intervención y vuelva a su hogar recuperado, estamos felices por eso”, agregó la doctora Muñoz.

Por su parte, Joaquín Jaimes Pino manifestó que como papá se siente muy reconfortado, y satisfecho de haber donado ese órgano a su engreído. “Me siento bien contento de haber hecho algo por mi hijo".

"Agradezco a todos los doctores que estuvieron en la cirugía y que están pendientes en mi recuperación y la de mi niño, agradecido de corazón por esta segunda oportunidad de seguir con él", mencionó.

Cabe mencionar que a Alejandrito hace pocos días le dieron de alta médica tras permanecer 45 días internado desde el pasado 23 de diciembre. El personal de salud festejó con aplausos la salida del valiente menor de 4 años, quien dejó del hospital muy contento junto a su mamá y papá.

Te puede interesar

SÍGUENOS