10 beneficios de las poderosas semillas de calabaza

Las semillas de calabaza contienen vitaminas A, B3 y K, así como también incluyen ácido fólico. No solo eso: también contienen ácido linoleico, ácidos grasos omega-6 y ácidos grasos omega-3.
 

¿Te habías imaginado alguna vez que las semillas de calabaza tienen excelentes propiedades para el organismo? Las semillas de calabaza tostadas tienen un sabor suave y dulce —similar al de la nuez— con una textura masticable. Se trata, además, de unas pepas consideradas como superalimentos.

En algunos lugares también se las conoce como ‘pepitas’ y son de color verde oscuro. Estas semillas están cubiertas por una cáscara de color amarillo y blanco. Las calabazas son originarias de América del Norte, valoradas desde la antigüedad por los nativos americanos gracias a sus propiedades nutritivas y medicinales.

Sus beneficios derivan de un alto contenido en nutrientes esenciales para nuestro organismo. Entre estos, podemos destacar sus considerables porcentajes en zinc, fósforo, cobre, potasio, hierro y magnesio. 

(Foto: Pixabay)

Ahora que conoces parte de sus grandes beneficios, no tires las semillas de calabaza (o zapallo, como le llaman en algunas regiones de latinoamérica). Casi todos solemos tirar estas pepas, ya que ignoramos que además de ser sabrosas son una fuente enorme para nuestro bienestar.

Casi todas las semillas se pueden consumir y son muy saludables. En ellas reside todo lo necesario para dar vida a una planta o árbol entero, con sus aceites y ácidos grasos, sus minerales y sus vitaminas.

(Foto: Pixabay)

10 beneficios de las semillas de la calabaza

1. Ayudan en el tratamiento contra la osteoporosis, debido a su alto contenido de zinc, el cual ayuda a retrasar el deterioro de la densidad mineral ósea.

2. Favorecen a las personas con artritis, reduciendo la inflamación.

3. Beneficia la salud de la próstata.

4. Disminuyen el riesgo de padecer cálculos renales.

5. Ayudan a reducir los niveles de colesterol malo, gracias a su contenido de "fitosteroles".

6. Brindan protección contra ciertos tipos de cánceres.

7. Funcionan como un potente antidepresivo, pues contienen L-triptófano, un compuesto antidepresivo natural.

8. Favorecen la producción de las hormonas del sueño (serotonina).

9. Combaten los parásitos intestinales.

10. Son útiles en el tratamiento del síndrome de intestino irritable.


 

Te puede interesar

SÍGUENOS