78 % de los pacientes COVID-19 recuperados desarrollan problemas cardíacos

Nuevo estudio, publicado en la revista médica JAMA Network, revela cuáles son los efectos secundarios que podrían tener los pacientes que vencieron al coronavirus.
 

Científicos de diversas partes mundo vienen trabajando incansablemente para encontrar la cura del coronavirus. En ese sentido, un nueva investigación revelaría las secuelas que nueva enfermedad podría tener en los pacientes recuperados.

Según los investigadores del Hospital Universitario de Frankfurt, el coronavirus puede afectar considerablemente el sistema cardiovascular, pero el impacto general aún sigue siendo poco conocido.

Los científicos examinaron a un grupo de pacientes diagnosticados con la COVID-19, hospitalizados en el mismo lugar, utilizando marcadores serológicos de lesión cardíaca e imágenes en profundidad altamente estandarizadas con resonancia magnética cardiovascular (CMR).

De esta forma, en el estudio prospectivo observacional de cohorte, publicado en la revista JAMA Network, se identificó a 100 pacientes, recientemente recuperados de la enfermedad COVID-19 entre abril y junio de 2020 con problemas relacionados al corazón.

Durante la investigación se demostró que el 78 % de los pacientes recuperados presentaba una afección cardíaca e inflamación miocárdica en curso con 60 pacientes (60 %), todo ello independientemente de las condiciones preexistentes, la gravedad y desarrollo general de la enfermedad aguda y tiempo desde el diagnóstico primario.

Del mismo modo, es importante mencionar que, de los 100 pacientes incluidos, 53 (53 %) fueron hombres, y la mediana de edad era de 49 (45-53) años. De otro lado, el tiempo en cada paciente sufrió y se recuperó del coronavirus fue entre 64 y 92 días.

Se obtuvieron características demográficas, marcadores de sangre cardíaca y resonancia magnética cardiovascular (CMR). además, se realizaron comparaciones con pacientes con factores de riesgo por edad, sexo, hipertensión, diabetes, tabaquismo, enfermedad coronaria conocida o comorbilidades.

Finalmente, tras varias semanas de investigación, los científicos concluyeron que un total de 78 pacientes (78 %), que se recuperaron de la infección por COVID-19, tuvieron afectación cardiovascular, según lo detectado por CMR estandarizado. La anormalidad más prevalente fue la inflamación del miocardio, detectada en 60 pacientes (60%), seguida de cicatrización regional y realce pericárdico.

Para obtener estos resultados, los investigadores hicieron comparaciones con pacientes con factores de riesgo para edad, sexo, hipertensión, diabetes, tabaquismo, entre otros. 

 

Te puede interesar