Implantes mamarios: todo lo que necesitas saber antes de la operación

Despeja tus dudas y temores sobre la cirugía estética para el aumento de senos.

La cirugía estética se ha convertido en la mejor alternativa para mejorar ciertos aspectos físicos como, la nariz, senos, cintura, entre otros. Sin embargo, antes de someterse a una intervención es importante elegir un profesional serio y conocer todo sobre la operación.

Ante ello, en este artículo te mencionaremos todo lo que debes saber sobre los implantes mamarios: qué tipo de prótesis, tamaño, factores de riesgo y postoperatorio. ¡Despeja tus dudas y temores!

La mamoplastia de aumento se lleva a cabo colocando implantes detrás del tejido mamario o debajo del músculo del pecho. El material puede ser una bolsa llena ya sea de agua salada estéril (salina) o un material llamado silicona, sostiene la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU.

Ante de iniciar a responder algunas dudas sobre este tipo de operación es importante cierto punto. Hoy en día son cada vez más las adolescentes quienes optan por una cirugía estética como regalos cumpleaños. Ante ello, ¿a partir de qué edad se debe colocar un implante mamario?

implantes

Las mamas de una adolescente terminan su desarrollo entre los 21 y 24 años por lo que desde el punto de vista fisiológico lo indicado es por lo menos esperar hasta esa edad para hacerlo, teniendo en cuenta, además, el desarrollo físico mental de la paciente al momento del examen clínico preoperatorio, mencionó el doctor Eduardo Gallo, médico, cirujano plástico al portal Infobae.

¿Cuál es la mejor vía de abordaje?

La vía de abordaje en el aumento de mamas no es una técnica quirúrgica propiamente dicha. Se trata del lugar por donde el cirujano va a practicar la incisión en la piel, a través del cual tendrá que realizar todos los gestos técnicos que componen cada técnica e introducir los implantes.

Es un concepto general, aplicable a cualquier área de la cirugía, que la vía de abordaje nunca debe condicionar la seguridad ni el éxito de una intervención; en otras palabras, en cirugía lo principal es la realización de la técnica más depurada y precisa posible, siendo dicho objetivo el que debe condicionar la selección de la incisión en la piel y nunca lo contrario, indica el cirujano plástico, Ernesto Moretti.

Asimismo, mencionó que se describe en la literatura médica 4 técnicas para colocar los implantes:

- Surco submamario

- Alrededor de la areola

- Axila

- Ombligo

mujer

Las 2 primeras técnicas son las más empleadas en la Argentina. La vía axilar es excepcional y con frecuencia los Oncólogos y ginecólogos aconsejan no usarla para evitar distorsiones anatómicas de los linfáticos que van a la axila (seguimiento posterior de las pacientes portadoras de cáncer de mama).

La vía del ombligo (popularizada en los Estados Unidos en la década del 2000) es solo empleada para implantes rellenos de solución fisiológica y se introducen por endoscopía. Actualmente estos implantes rellenos de suero están cada vez más en desuso debido a su posibilidad de desinflarse y a problemas con la seguridad de su válvula.

Por lo tanto, la vía de introducción se debe seleccionar en función del plano de colocación, la cubierta, el relleno y las dimensiones del implante, la elasticidad de la piel y las técnicas específicas que haya que llevar a cabo sobre la mama.

¿El tamaño del implante es un factor de riesgo?

Sí, en casos en que el implante pese tanto que termine atrofiando las partes blandas del organismo: la piel, la grasa debajo de la piel y el tejido mamario. Incluso se puede dar un rippling, producido cuando el tejido mamario es tan fino que se notan las pequeñas ondulaciones del implante, indica Gallo.

Además, cabe destacar que las mujeres que optan por volúmenes de implantes más importantes, pueden perder la sensibilidad en la zona en mayor o menor medida.

¿Todos los implantes están fabricados con el mismo relleno?

Los rellenos básicamente se dividen en no cohesivos (silicona líquida en estado líquido), semicohesivos y cohesivos. También se encuentran los implantes rellenos con solución fisiológica.

La palabra cohesividad no aparece en el diccionario de la Real Academia, pero tiene relación con la densidad - adhesividad - dureza. La cohesividad es la capacidad del gel de mantenerse en el lugar sin "escaparse" en caso de ruptura protésica. El tipo y calidad del gel es lo que permite una forma estable, asegurando un resultado más predecible y duradero.

paciente

¿Es doloroso el postoperatorio?

Todo acto quirúrgico es potencialmente doloroso pero el mismo varía mucho de una paciente a otra. Además, el dolor postoperatorio tiene un componente individual ligado al umbral, al dolor y al miedo.

Existen esquemas internacionales de analgesia (medicación para calmar el dolor) que se basan en la combinación de analgésicos de distinto grupo que ofrecen una muy buena calidad de vida en el post inmediato.

¿Conviene realizar la cirugía mamaria antes o después de tener bebés?

Se puede realizar en cualquier momento de la vida adulta. Sin embargo, si se está en la búsqueda o bajo tratamiento de fertilización es aconsejable posponer la colocación de las prótesis hasta luego del amamantamiento.

Las prótesis no afectan ni alteran la lactancia y lo ideal es evacuar todas las dudas con el obstetra durante el embarazo. De todos modos, es aconsejable contactar al obstetra o al cirujano ante cualquier síntoma de dolor mamario, temperatura axilar aumentada y/o signos de enrojecimiento durante el periodo de lactancia.

mujer

Te puede interesar

VIDEO TIPS

SÍGUENOS