¿Piel sensible? Cuídalos con estos remedios caseros

Descubre cómo cuidar tu piel con remedios naturales.

Las personas que tienen la piel sensible necesitan un cuidado especial ya que diversos factores del medio ambiente lo pueden lastimar como ante la exposición al sol, pero también los cambios hormonales.

Recuerda que la piel cumple muchas funciones y entre ellas es la de hacer de barrera natural para poder defender a nuestro cuerpo de las diferentes agresiones como, virus, bacterias, agresiones medioambientales y otros agentes externos a los que estemos expuestos.

Es así que, si tienes la piel sensible, en este artículo te señalamos dos remedios caseros, señalados en el libro 1001 Remedios naturales, para que puedas cuidarla como corresponde. ¡Atenta y toma nota!

cuello

Tónico de aromaterapia

Los aceites esenciales de lavanda y rosas son suaves tónicos para la piel sensible y ayudan a calmar la irritación. El hamamelis es algo astringente y el agua de rosas es limpiadora.

Ingredientes

- 1 cdta. de hamamelis o manzanilla destilado

- 5 gotas de aceite esencial de lavanda

- 5 gotas de aceite esencial de rosas

- 250 ml (8 oz líq.) de agua de rosas

Preparación

Combine el hamamelis y aceites esenciales en una botella y agítela bien. Añada el agua de rosas y vuelva agitar. Empaque un algodoncito en el tónico y páselo suavemente por el rostro.

Limpiadora de agua de rosas y glicerina

La piel seca y sensible se beneficiará con esta suave loción limpiadora. El agua de rosas es un limpiador suave, la glicerina vegetal ayuda a la piel a retener la humedad, y el aceite de rosas es calmante.

Ingredientes

- 125 ml (4 oz líq.) de agua de rosas

- 125 ml (4 oz líq.) de glicerina vegetal

- 2 gotas de aceite esencial de rosas

Preparación

Combine los ingredientes en una botella; agítela bien. Humedézcase la piel con agua tibia y masajéese suavemente con la loción, con yemas de los dedos. Enjuáguese con agua tibia.

piel

En tanto, las hierbas y aceites esenciales con propiedades antiinflamatorias ayudan a calmar la irritación y el color rojo típicos de la piel sensible. Asimismo, recuerda brindarle los cuidados necesarios como la limpieza, hidratación, entre otros.

Te puede interesar