Cinco cambios que puedes implementar en tu estilo de vida para mejorar tu salud ocular

Ejercitarse, comer saludable y utilizar antinflamatorios es una forma natural de prevenir las enfermedades oculares.

Hoy en día el origen de enfermedades y complicaciones está cada vez más asociado al estilo de vida que lleva cada persona. La mayoría de las actividades están teniendo una gran repercusión a corto o a largo plazo en la salud, siendo los ojos, los órganos comúnmente afectados por ciertas conductas.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en el Perú los problemas visuales constituyen la segunda causa de discapacidad, involucrando a cerca de 300 000 personas. Ante este panorama, el Dr. Héctor Palacios, especialista de Oftálmica Clínica de la Visión, indica que podemos cuidar la vista desde pequeños si promovemos hábitos y cambios de conducta como la buena alimentación, ejercicio constante, entre otros, para prevenir las enfermedades a la visión.

1. Ejercitarse

Es recomendable hacer aproximadamente 30 minutos de deporte continuo para tener una vida más activa y así prevenir la aparición de patologías oculares y cualquier otra. Correr, bailar, realizar natación y aeróbicos son algunos consejos que comparte el especialista para una vida saludable.

2. Alimentación saludable

Para una visión saludable el tipo de alimentación que tenemos también tiene una gran influencia. Llevar una dieta baja en sodio y en azúcares pero rica en frutas, vegetales y pescado ayudará a disminuir el riesgo de contraer enfermedades a los ojos.

Foto 1

3. Alejar los dispositivos y regular el brillo

Si se tiene un televisor en casa, colocarlo a unos tres metros de distancia es lo más óptimo. En el caso de la computadora o celulares, usarlos a la misma altura de nuestros ojos, con bajo brillo y con una luz tenue son alternativas para evitar algún problema a largo plazo.

4. Tomarse descansos

Para las personas que están todo el día en la oficina y tienen que estar frente a un monitor, es importante parpadear continuamente y tomar descansos cortos. Utilizar lubricantes oculares, por lo menos tres veces al día, ayudará a mantener una vista sin problemas.

5. Utilizar antiinflamatorios

En el caso de los pacientes que tienen ojo seco, es recomendable emplear antiinflamatorios caseros como compresas de agua helada al empezar el día y paños de manzanilla tibia antes de dormir, los cuales ayudarán a aliviar los ojos cansados y las molestias.

Foto 2

Te puede interesar

VIDEO TIPS

SÍGUENOS