Violencia contra la Mujer: Invisibilización del acoso sexual en línea

Entre 2018 y julio de 2020, 5544 mujeres denunciaron acoso ante la Fiscalía.

La cuarentena por el coronavirus no frenó la violencia contra las mujeres en Perú. Entre el 16 de marzo y junio de este año, 414 mujeres de diferentes regiones del país reportaron que sufrieron acoso a través de medios digitales ante el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP).

Es decir, sus agresores cambiaron los espacios públicos y se crearon cuentas falsas en las redes sociales para acosarlas sexualmente, difundir sus fotos en páginas pornográficas y adulterar sus identidades para ofrecer servicios sexuales.

Sin embargo, no todas las víctimas acudieron a la Policía Nacional del Perú (PNP) para oficializar su denuncia. Prueba de ello es que la División de Delitos de Alta Tecnología (Divindat) solo registró 21 acusaciones por acoso y acoso sexual contra menores y mayores de edad entre marzo y junio de 2020.

Tres mujeres que sufrieron acoso y acoso sexual en línea antes de que iniciara la pandemia del coronavirus relataron a La República que los policías no les recibieron las denuncias. ¿La explicación? No podían investigar si se trataba de violencia ocurrida por redes sociales.

El coronel Orlando Mendieta, jefe de la Divindat, aseguró que su equipo no investiga todos los casos de violencia de género en línea que reciben.

“Hay gente que confunde las cosas. Piensan que Divindat debe ver todo lo que se comete con tecnología. Pasó con una artista que estaba en su Instagram y por ahí un salvaje le mostró su miembro viril. Eso no es acoso, es un acto contra el pudor. El acoso es reiterativo contra la misma persona. Un hecho aislado no es acoso. Esos casos hemos visto muy poco (durante la cuarentena). Acoso suele verlo la División de Secuestros porque es un delito contra la libertad”, argumentó.

Las denuncias que ingresan a esta entidad son reenviadas al Ministerio Público, por lo que, para evitar contacto con los policías, Marieliv Flores de la ONG Hiperderecho recomendó a las víctimas que se acerquen a la Fiscalía.

“Hemos sabido que algunas van a las comisarías y son revictimizadas. Les preguntan ‘qué hiciste, por qué hiciste ese comentario, por qué le enviaste tal foto’. No existe la víctima perfecta. Pero se gastan buscándola. Hubo casos donde, además de no tomar la denuncia, utilizaron la información que las víctimas dieron para luego acosarlas”, contó.

*Con información de La República.

Te puede interesar