Marcha Nacional: Policías de Arequipa reparten mascarillas y alcohol a manifestantes

Una actitud distinta a la que se vive en Lima durante la manifestación contra el golpe de Estado de Manuel Merino.

La población se volcó a las calles en el ámbito nacional para elevar su voz de protesta contra el golpe de Estado de parte del Congreso de la República y en rechazo a la toma de mando de Manuel Merino. En la ciudad de Lima, las principales fotografías muestran a una Policía Nacional que reprime con bombas lacrimógenas a las personas, en Arequipa ocurre algo singular.

Como ocurre desde el día que el Congreso decidió por la vacancia del expresidente Martín Vizcarra, en Arequipa las manifestaciones no se han hecho esperar. Hasta el momento, en la Blanca Ciudad no se registraron enfrentamientos entre los agentes del orden y la población. Por el contrario, la Policía Nacional ha optado por una estrategia que tiene como objetivo la prevención del contagio de la COVID-19 durante las marchas.

Precisamente, la tarde del último miércoles un grupo de policías, que pertenecen al Departamento de Investigación Criminal (Depincri) de Arequipa, salieron a resguardar las calles, pero en lugar de llevar varas, fueron premunidos de mascarillas y alcohol en gel.

Decenas de agentes se apostaron en las inmediaciones de la plaza España, donde normalmente las personas se reúnen para iniciar las protestas, y entonces comenzaron su labor. Quienes no llevaron sus implementos de bioseguridad, recibieron mascarillas y alcohol en gel de manera ordenada.

Al respecto, el comandante PNP Luis Troncos Cherres, jefe del Depincri, indicó que efectivamente optaron por una medida singular, repartiendo 500 mascarillas y alcohol en gel para evitar el contagio del coronavirus y, paralelamente, haciendo las recomendaciones respectivas a las personas de evitar todo tipo de aglomeraciones.

Incluso, en horas de la mañana del último miércoles, la Policía restringió el paso por la Plaza de Armas como medida que buscaba evitar que, durante la tarde, las masas ingresen al recinto principal de Arequipa; sin embargo, luego de una conversación entre los manifestantes y los agentes del orden, acordaron que les abrían el paso a condición de no registrarse desmanes.

Con información de: La República.

Te puede interesar

SÍGUENOS