Policías dictan clases de matemáticas a niños en localidad lejana en Apurímac

Integrantes de la Comisaría de San Jerónimo también entregaron útiles escolares. Los alumnos de primaria de Chullcuisa Alta tienen problemas para acceder a clases virtuales.

Estos tiempos de pandemia, la Policía Nacional no solo ha demostrado su destacado trabajo en la primera línea en contra el nuevo coronavirus, sino también por sus gestos de solidaridad y apoyo a la población que lo necesita.

Un grupo de policías de la Comisaría de San Jerónimo decidió dictar clases matemáticas a escolares de primaria de la comunidad de Chullcuisa Alta, ubicado en la provincia de Andahuaylas. Esto fue porque los menores presentaban problemas en acceder a la educación a distancia por falta de recursos como celulares o televisores.

Los efectivos enseñaron y reforzaron las clases de los escolares en un aula. Además, les dieron útiles escolares a los niños para que sigan recibiendo sus clases.

Durante la emergencia sanitaria, los efectivos de la Comisaría de San Jerónimo fueron reconocidos por entregar mascarillas y ofrecer desayuno a niños y adultos mayores. Además, dieron recomendaciones sobre los protocolos sanitarios para evitar la propagación de la COVID-19.

Los problemas

Como se sabe, desde que empezó la pandemia los escolares de comunidades lejanas de la región de Apurímac son las más afectadas desde que se inició la educación a distancia, al punto de que algunos suben a los cerros para captar la señal de radio que les permite recibir los contenidos educativos de ‘Aprendo en casa’.

Muchas veces, los padres deben dejar sus labores en el campo para acompañar a sus hijos; sin embargo, otros no tienen tiempo y prefieren no enviar a sus hijos.

Te puede interesar