Arzobispo de Lima: "A la muerte de tanta gente, se agregan muertes absurdas"

Monseñor Castillo brindó su opinión lamentando la muerte de los 13 jóvenes que acudieron a discoteca Thomas en Los Olivos.

El Arzobispo de Lima, monseñor Carlos Castillo, no dudó en lamentar la muerte de los 13 jóvenes que fallecieron el último sábado dentro de una discoteca llamada Thomas, ubicada en el distrito de Los Olivos.

Durante la homilía que se realizó a puertas cerradas de la Catedral de Lima, el monseñor brindó algunas palabras de reflexión ante estas pérdidas que enluta a decenas de familias.

Según mencionó el representante de la institución, monseñor Castillo, sumado a las miles de muertes ocasionadas por el coronavirus, se ven otros decesos generados por el incumplimiento de las normas sanitarias.

“Hemos visto cómo la loca ilusión hace crear tragedias como la que hemos vivido anoche. Hoy estamos muy tristes porque a la muerte de tanta gente, se agregan muertes absurdas”, manifestó el prelado.

En ese sentido, el representante religioso hizo un llamado a la población a ayudarse entre sí, para superar los “maquillajes” y las “desesperaciones”.

“Hay una serie de barreras y de tapas, de maquillajes que se han colocado en nuestro ser. Las reacciones inmediatas hacen posible que nosotros podamos desesperarnos, y por eso tenemos que ayudarnos a entendernos y a salir de nosotros mismos”, expresó monseñor Carlos Castillo.

¿Qué pasó en discoteca Thomas Restobar de Los Olivos?

Thomas Restobar es el nombre del local que funcionaba en la Av. El Zinc de Los Olivos y donde ocurrió la tragedia el último sábado 22 de agosto. En total, 13 personas murieron, seis resultaron heridas y otras 22 fueron intervenidas. Cabe mencionar que de los fallecidos, 11 eran portadores de la Covid-19.

Te puede interesar