Corea del Sur: Atleta se suicida pero antes pide a su madre “revelar los pecados” de sus abusadores

Choi Suk-hyeon tenía 22 años cuando decidió quitarse la vida, el pasado junio. Desde entonces, las investigaciones de su muerte no han cesado, incluso el presidente de Corea del Sur se pronunció al respecto.

Después de la muerte de Choi Suk-hyeon, una joven triatleta de tan solo 22 años, macabras revelaciones salieron a la luz tal como ella lo pidió antes de quitarse la vida.

En una captura de pantalla de texto, Choi intercambió mensajes con su madre, poco antes de quitarse la vida, y le rogó a su madre que “descubriera los pecados” de las personas que, según dijo, abusaron de ella.

Cuando se suicidó, a finales de junio de este año, se denunciaba que atleta tomó esa falta decisión tras haber sido abusada por su cuerpo técnico. Según presumen las primeras pesquisas, el padre de Choi ya había presentado una queja verbal sobre este caso en el Ayuntamiento de Gyeongju, el 6 de febrero.

Nuevas revelaciones

El 5 de julio, en una Asamblea Nacional, dos de los excompañeros de equipo de Choi revelaron que ella sufrió abuso físico y psicológico mientras entrenaba con el equipo del Ayuntamiento de Gyeongju.

Ambos atletas hablaron en cámara con mascarillas cubriendo sus bocas y sus identidades se ocultaron por temor a represalias. Una de ellas alega que "el entrenador Kim Kyu-bong la obligó a ella y a Choi a levantarse durante la noche y comer 200,000 wones (US $ 167) de pan y vomitaron después de tomarse una Coca-Cola en el almuerzo".

“[El] equipo de triatlón era un reino para el entrenador y ciertos atletas, mientras que el abuso físico y verbal habitual se consideraba natural en secreto, una puerta cerrada”, dijo la compañera de equipo.

"El entrenador habitualmente abusó física y verbalmente de Suk-hyeon y otros atletas", agregaron. 

Duro lamento

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, dijo que es "desgarrador que una atleta, que debería haber sido amada por todos, tomara una decisión extrema".

Moon reconoció la muerte de Choi y solicitó una reforma de las instituciones deportivas en Corea del Sur. "El trato cruel y el abuso en las atletas son legados de los viejos tiempos, que no pueden justificarse con ninguna palabra", dijo Moon.

“Este [desafortunado] caso no debe repetirse. El castigo adecuado y las limitaciones deben seguir a través de una investigación estricta”, sentenció el mandatario.

Te puede interesar