Si elegiste que tu bebé nazca por cesárea conoce estos cuidados y precauciones

Dar a luz es un proceso que no es fácil y requiere de prevención y resistencia, es por ello que se presentan alternativas para elegir cómo llevarlo.

Cuando una mujer decide cómo dará a luz no solo piensa en su bebé, sino también en ella. Conoce su cuerpo y sus limitaciones biológicas y médicas, así como su estilo de vida pues de estos factores dependen el correcto y seguro proceso de dar a luz a su bebé.

Dar a luz por cesárea

Las mujeres que dan a luz por cesárea experimentan diversos cambios físicos en su cuerpo y psicológicos.

Es por eso que se requiere que exista un tiempo de recuperación para la madre.

En el caso del parto natural, se requiere de un menor tiempo, pero puede que no siempre sea una opción para la salud de la madre.

En ocasiones el especialista puede decir que la opción más recomendable es una cesárea para proteger la vida de la mamá y el bebé; sin embargo, esta también la que requiere de más cuidados como los siguientes.

Higiene

Lo principal para una herida o cicatriz nueva es siempre estar pendiente de una buena higiene para no dar pie a infecciones.

Es necesario que se lave con agua y jabón neutro (sin ningún perfume) y solo usando las manos para limpiarla, no esponjas.

También es esencial que se mantenga seca para no generar humedad y contraer infecciones. Para esto el uso de una gasa estéril es importante.

Hidratación

En las primeras semanas sentirás la piel tirante y comezón en la zona de la herida, también algo de adormecimiento, pero debes tener calma y cuidado pues es normal.

Para lograr una sanación correcta, es importante hidratar el área con una crema corporal. También consultar a tu médico es importante para no cometer errores en la elección.  

Reposo

El esfuerzo físico innecesario o en exceso debe evitarse para no hacer que la herida se abra.

En el periodo de recuperación debe evitarse correr, hacer movimientos bruscos o cargar objetos pesados.

En este caso si puedes contar con la ayuda de la familia o amigos se te facilitarán algunas actividades.

Se recomienda guardar reposo en cama y descansar por largos ratos.

Por otro lado, también es necesario hacer ejercicio y caminar para lograr la recuperación muscular, activar movimientos intestinales y aliviar algunos dolores y molestias.

También se recomienda no tener relaciones sexuales durante las primeras 6 semanas o hasta que el médico esté de acuerdo y lo apruebe.

Atención a la herida

Debes estar atenta a la herida y revisar cómo va su evolución.

Si está caliente, de un color muy rojo, con inflamación o secreción de pus, podría alertarte que la herida presenta alguna infección y tras esto deberías buscar la revisión de un médico lo antes posible.

Claro que la recuperación de una cesárea depende de cada persona y constitución física y médica, por lo que será absolutamente necesario que el contacto sea frecuente con el médico por cualquier duda y novedad.

Te puede interesar