• https://wapa.pe/mujer/1428766-veronica-hipolito-campeona-mundo-supero-derrame-cerebral-200-tumores

Verónica Hipólito: la campeona que superó un derrame cerebral y 200 tumores

Cuando hablan de heroínas, algunos hablan de Capitana Marvel, otros de la Mujer Maravilla. Hoy te contaremos la historia de Verónica Hipólito.

Tiene solo 22 años y a su corta edad se ha enfrentado a un derrame cerebral, 200 tumores malignos en su intestino grueso y varios tumores cerebrales, y en todas esas batallas supo salir airosa. Airosa como cuando fue campeona del mundo en 2013 en la categoría de 200 metros.

En el 2011 y con tan solo 14 años de edad, Verónica se despertó una mañana y sintió la mitad del cuerpo paralizado. Su padre, que no la dejó en todo momento, le dijo: “Cuando te den de alta, todos intentarán ponerte límites, pero la que decidirá qué puedes hacer y qué no, eres tú. Y yo estaré para acompañarte”.

Verónica Hipólito

Los médicos le dijeron que no iba a poder volver a caminar. Pero la joven sorprendió al mundo al volver a correr en tan solo 2 años y ganar el campeonato mundial, además del subcampeonato mundial en 100 metros y el oro sudamericano en 100 metros, 200 metros y alto a la distancia.

Lamentablemente, ese mismo año, los médicos le encontraron un tumor cerebral (4 años después de habérselo extirpado). El tratamiento la volvió a alejar de las pistas por algunos meses. Pese a ello, participó en los Juegos Parapanamericanos de Toronto, donde ganó en las categorías de 100, 200 y 400 metros.

Verónica Hipólito

Tras detectarle un trastorno hereditario que le produjo más de 200 tumores en el tracto intestinal, tuvo que ser intervenida para que le puedan extirpar el 90% del intestino grueso. Luego de ello, volvió a entrenar para participar en los Juegos Paralímpicos de Río 2016 (su máximo sueño) y en donde también obtuvo medallas (plata en100 metros T38 y bronce en 400 metros T38. (Categoría en la que compite que corresponde a las personas que tienen discapacidad física derivada de una parálisis cerebral, según Alianza News).

La vida, sin embargo, le volvió a poner otro duro reto a Verónica, pues le detectaron rastros de otro tumor cerebral, que implicaron más intervenciones y la alejaron desde el 2017 hasta el 2019 de los entrenamientos.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Já disse e repito : Não existem aplausos nos bastidores . . Sério, esquece. Se você acha que os louros vão vir a todo o momento, que terão várias pessoas gritando, te parabenizando e torcendo loucamente nos bastidores, tenho uma péssima notícia : isso não existe. Os únicos aplausos são aqueles que vem da sua consciência, afinal você sabe o que deve ser feito, não é ? Então, decide aí : vai fazer bem feito, ou vai se enganar ? . . Durante uma semana eu tive que ficar parada por motivos de saúde. Poucos souberam - eu digo o que importa a quem realmente se importa - e hoje, voltando aos treinos, parecia que eu tinha dado uns 10 passos para trás. Não consegui pegar tanto peso na academia, estava cansando rápido, me sentia fraca... mas querem saber a verdade ? É cansativo, é estressante, mas é o que eu amo fazer. E não abaixo a minha cabeça para os problemas. Dei uns tapinhas no rosto e na perna, e voltei a treinar na minha melhor versão DAQUELE momento. E isso vai servir para TUDO : na escola, no trabalho, nos treinos... Bastidores são bastidores. Você trabalha em silêncio... mas na hora que os louros vem, ahh... aí não fique em silêncio . . . E acho bom dar uma mudada no que escrevi lá no início, não ? Não existem aplausos nos bastidores. Quer dizer... Existem sim : da sua consciência. CONTINUEM FIRMES, GALERA !

Una publicación compartida de Verônica Hipólito (@vehipolito) el

Recientemente, la joven atleta anunció hace poco que pudo recuperarse y ya se encuentra entrenando 5 horas diarias en el Centro Paralímpico Brasileño de San Pablo, esto para mejorar su meta y es que está 10 kilos por encima de su peso, con un % de grasa que le incomoda a la hora de correr y ha perdido resistencia.

No cabe duda que Verónica es símbolo de una mujer fuerte y perseverante, la vida le puso muchas trabas, pero ella sigue cumpliendo sus sueños.

X