Antojos durante el embarazo ¿mito o verdad?

Expertos indican que los antojos se producen por los cambios hormonales que se da en el embarazo.

Durante el proceso de embarazo la mujer despierta un apetito especial. El deseo de consumir un alimento específico en cualquier momento del día genera un gran placer. Pero, ¿a qué se deben?

Los expertos señalan que lo antojos está relacionado con el cambio de hormonas que la mujer atraviesa durante el embarazo y que tienen un impacto muy poderoso en los sentidos del gusto.

En tanto, otros especialistas señalan que los antojos surgen para compensar una necesidad nutricional. Esto significa que si en la etapa de embarazo se tiene deficiencia de nutrientes. Por ejemplo, el deseo de comer chocolate es por la falta de vitamina B. Sin embargo, hasta el momento no se ha encontrado no han encontrado mucha relación entre los antojos de una mujer embarazada y lo que su cuerpo necesita.

antojos

Cualquiera sea el caso, los antojos son una realidad para un gran número de futuras mamás. Por esta razón, los entendidos en la materia consideran que una mujer embarazada debe prestar atención a los antojos, saboreando aquellos que son saludables y buscando alternativas para los que no lo son.

Pero, ¿Cuáles son los antojos más comunes?

Luego de una investigación realizada en la universidad de Oxford a un grupo de gestantes, se conoció que los alimentos que más desean las embarazadas son las frutas ácidas, los dulces, los productos lácteos y la comida muy condimentada.

Asimismo, observó el constante consumo de productos fríos, como el helado, y las bebidas con gas. Según explican, esto se debe a que durante el embarazo se sufre de náuseas y vómitos, y estos alimentos van bien para evitarlos.

embarazo

Entonces, ¿qué pasa si no se satisface el antojo?

Ante esta gran incógnita de las futuras mamás, los especialistas indican que la sensación de tener un antojo durante el periodo de gestación es totalmente cierta. Por lo que se satisfacer esas necesidades siempre y cuando no sean alimentos que pongan en riesgo la salud de la madre o del bebé.

No olvides que es importante que las futuras mamás lleven un importante control de sus alimentos. Siempre es bueno visitar al nutricionista para evitar complicaciones.

Te puede interesar