5 increíbles habilidades que aprende el bebé dentro del útero

Según la experta, el bebé puede adquirir distintas habilidades dentro del útero como el reconocer idiomas. 

Si creías que el bebé no puede aprender nada desde el útero, estás muy equivocada. A partir de la semana 37 aproximadamente, tu pequeño puede adquirir muchas habilidades realmente sorprendentes, según la ginecóloga, Paula Marcovici. ¿Sabes cuáles son? A continuación, te contamos.

1. Identifica la voz de sus padres

De acuerdo a diversos estudios realizados, el niño puede reconocer los sonidos, como la voz de la madre y del padre. Por ello, es importante hablarle al pequeño, para que durante el parto pueda identificar la entonación de sus progenitores y así se sienta mucho más seguro.

De igual manera, la pediatra Daniela Akashi, especialista del Hospital Israelita Albert Einstein de San Pablo, explica cómo es que influye la música instrumental en el desarrollo del bebé.

“El feto ya tiene el sistema auditivo formado por completo a partir de la tercera semana. Si la madre escucha música y la sensación es placentera, ella libera hormonas que causan una buena sensación en el feto. Entonces, el sonido llega al útero en un volumen más bajo y el bebé asocia el ruido a impresiones positivas”, señala.

2. Reconoce su idioma

De igual manera, algunos estudios concuerdan que “la entonación de la voz, el modo de hablar, el lenguaje y el idioma llegan al bebé. Hay estudios que muestran que su llanto cambia de acuerdo con la voz y el idioma de la madre”, agrega.

3. Escapar de la claridad

De acuerdo a la pediatra, el bebé puede distinguir la luz externa, por lo que es normal que se mueva cuando la percibe.

4. Distingue sabores a través del líquido amniótico

Por otro lado, respecto a que si los bebés pueden tener el mismo gusto por algún tipo de alimento como la madre, Marcovici refiere que “no podemos decir que el feto, dentro del útero, siente el gusto de la comida, pero puede ser que, a través de intercambios placentarios, ocurra alguna alteración del líquido amniótico que genere esa consecuencia”.

5. Chuparse el dedo

“Cuando nace, queda claro que el movimiento se vuelve más intenso, pero incluso dentro del útero los bebés hacen el movimiento de succión de forma leve», cuenta. En ultrasonidos, por ejemplo, es común ver al bebé chupándose el dedo”, dice la experta.

Te puede interesar