“No permitas ser la segunda opción de nadie, cuando mereces ser prioridad”

Wapa, esta carta te hará reflexionar si crees que estás pasando por una relación tóxica.

En muchas oportunidades muchas personas dejan de lado a sus parejas para poner de prioridad otras cosas, esto es lo que daña la relación. Wapa si tu pareja ya no te presta atención y te deja como segunda opción, pues debes de leer esta carta.

La escritora Karla Galleta, nos comenta que jamás debemos de permitir que nos pongan como segunda opción si estamos en una relación de pareja.

"Muchas veces, en lo que al amor se refiere nos enfrentamos al gran dilema: ¿Escuchar a nuestro corazón o a nuestro cerebro? Y es que al parecer, el amor es una fuerza incontrolable que lo llena y lo controla todo, y cuando toca a nuestra puerta es como entrar a una dimensión desconocida, en la que si no estamos atentos es fácil ignorar elementos negativos, conductas, defectos y situaciones importantes que necesitan ser evaluadas con claridad en la otra de la persona antes de entablar lazos afectivos.

Esto llega a ser un poco complicado, porque la mayoría de las veces optamos por escuchar al corazón y luego nos arrepentimos porque terminamos totalmente defraudados: “¿Por qué no lo pensé antes?”. Por lo tanto, lo ideal sería utilizar tanto el corazón como el cerebro en este tipo de decisiones.

Es algo que nos pasa tanto a las mujeres como a los hombres cuando nos enamoramos, por tratar de conquistar a la persona que nos interesa hacemos cualquier cosa para agradarla; digo, es muy válido, es parte del proceso, pero nunca hay que olvidarnos de nosotros mismos, de nuestra dignidad y estar muy conscientes de que el amor nunca, pero nunca se mendiga: se merece.

Sé que suena muy cliché, pero soy de la opinión de que antes de darnos a otra persona por completo debemos amarnos y estar plenamente convencidos de que también somos importantes y que tenemos mucho que ofrecer, que somos únicos, que merecemos que nos amen, que nos den atención, cariño, respeto, comprensión, etc".

"Posiblemente llegar a la conclusión de que el problema no eres tú, sino la otra persona, no será inmediata, porque no es un proceso sencillo, necesitas pasar una serie de situaciones que te hagan entender que la persona que tienes enfrente fue incapaz de valorarte como te mereces, pero el tiempo es sabio y todo mejora, lentamente, pero mejora".

mujer-fuerte

Te puede interesar