Limpia el cepillito de tu rímel de pestañas siguiendo este sencillo tutorial

Aprende a limpiar la brocha de tu rímel de pestañas y descubre todos los nuevos usos de belleza que le puedes dar a esta herramienta.

Las brochas de rímel no dejan de ser útiles cuando el producto se seca o agota, ya que si las limpiamos adecuadamente podemos reutilizar las varitas como herramientas para ayudarnos con múltiples funciones.

Por ello, si tú también quieres rehusar tu cepillo de rímel o brochita para cejas cubierta en gel u otro producto, aquí te damos el DIY para que aprendas a limpiarlo correctamente.  

Enjuaga

Usa agua fría y moja el cepillo de tu rímel de pestañas.

Usa champú

Los expertos recomiendan usar un champú especial para brochas pero si no lo tienes, puedes usar una alternativa suave que tengas en casa. Coloca un poco de champú sobre el cepillo y frota tus dedos cuidadosamente en círculos pequeños hasta que el maquillaje empiece a desprenderse.

Si tienes pedacitos secos que no se desprenden con el lavado, puedes usar un imperdible y pasarlo entre las cerdas para quitarlos.

Lava de nuevo y seca

Enjuaga el champú hasta que la varita quede completamente limpia. Luego, enróllalo en una toalla (de tela o papel) y finalmente deja que se seque boca arriba en una taza ¡y listo!

Así que ya lo sabes wapa, no dudes en aplicar este sencillo paso a paso si quieres reutilizar tu varita de rímel vieja o si quieres limpiar tu cepillito de siempre.

Te puede interesar