Chanel presenta su primer desfile virtual con variada colección veraniega

Chanel ha optado por dejar de lado el lujo para dar pase a outfits relajados que apuesten más por la versatilidad en esta colección. 

La industria de la moda ha debido adaptarse a la nueva normalidad que ha traído consigo la pandemia por la COVID-19 y es por ello que muchas firmas han optado por seguir con sus desfiles, pero de forma virtual.

Es así que Chanel presentó su primera colección, titulada "Balade en Méditerranée", a través de sus redes sociales y su página web. Esta nueva propuesta refleja un estilo relajado con una estética mediterránea en el que no faltaron prendas clásicas como el tweed y estilismos veraniegos.

Chanel y el reto de llevar a cabo un desfile virtual 

La firma de moda Chanel tenía otros planes para esta colección pues había organizado un desfile en la isla de Capri que debía realizarse el pasado 7 de mayo. No obstante, debieron cambiar de planes y asumir este nuevo reto virtual.

"Inicialmente tenía en mente a Capri pero no sucedió al final debido al bloqueo" ha explicado este lunes la diseñadora Virginie Viard.

Los diseños relajados y libres de las legendarias actrices que veraneaban en la Riviera francesa e italiana en los años 60 han sido la fuente de inspiración de Virginie Viard, quien ha decidido confeccionar con telas que ya tenían en los talleres de la casa Chanel.

"La colección, en general, evolucionó hacia un viaje por el Mediterráneo, sus islas, el aroma del eucalipto y los tonos rosados de las buganvillas", añade. De la mano de los fotógrafos Karim Sadli y Julien Martinez Leclerc, Chanel vuelve a hacer latir al mundo de la moda. "Esta colección fue concebida para viajar de manera liviana, con un guardarropa que se puede llevar en una pequeña maleta con ruedas, un bolso de mano", añade la diseñadora.

Como no podía ser de otra manera, en esta primera presentación virtual no han faltado ni el clásico traje de tweed, ni las cadenas doradas, ni las camelias ni el logo de la casa, símbolos que se han reinventado en versión más terrenal, ya que el lujo ha quedado en un segundo lugar, dando prioridad a la versatilidad, es decir a piezas ponibles, sin fecha de caducidad.

A lo largo de la presentación se han visto faldas envolventes, chaquetas largas de gasa negra que se pueden usar de día sobre un bikini triangular, o por la noche con un top bandeau bordado y vaqueros, "y si se usa sobre la piel desnuda, se convierte en un desabillé", añade la diseñadora.

Prendas vaqueras, trajes en cuero flexible como una segunda piel, sudaderas y pantaloncitos cortos son algunas de las prendas que se han combinado con sandalias, chanclas, grandes bolsos de telas y coquetos cesto mimbres, una propuesta que llena por su simplicidad refinada.

Con información de EFE

Te puede interesar