Piel joven: Consigue ese efecto botox que tanto deseas con estos ingredientes naturales

Aplica este tratamiento de belleza casero y natural para combatir las arrugas en la piel y el rostro.  

Las arrugas en la piel muchas veces representan una gran incomodidad pues a menudo reflejan el paso de los años. Sin embargo, es posible mejorar su aspecto si seguimos nos enfocamos en la prevención.

Para ello debemos incluir alimentos ricos en colágeno en nuestra dieta, realizar masajes faciales y, por supuesta, aplicar productos naturales que la mantengan hidratada en todo momento. Esta vez queremos compartirte algunos ingredientes que te ayudarán a obtener ese efecto botox que anhelas. 

Aloe vera

El aloe vera se ha convertido en una de nuestra plantas favoritas pues será nuestro gran aliado tanto para el cuidado de nuestra piel como de nuestro cabello. Para tratar las arrugas solo necesitas aplicar un poco de gel de aloe vera en tu rostro y dejar que actúe por 20 minutos aproximadamente. Recuerda realizarlo cuando tu cutis esté limpio, de preferencia después de una limpieza profunda pues así absoverás mejor sus propiedades.

Entre sus principales nutrientes se encuentran las vitaminas A, C, E, ácido fólico, colina, B1, B2, B3, B6; y minerales como el calcio, magnesio, manganeso, zinc, cromo, potasio, cobre, selenio, sodio y hierro. También puedes mezclar el aloe vera y la maicena y crear una poderosa mascarilla.

Leche vegetal o animal

La leche es uno de los productos que no pueden faltar en el hogar ya sea para complementar el desayuno o para preparar algún delicioso postre. Y es que gracias a sus beneficios nos ayudará a suavizar e hidratar la piel. Puedes lavar tu rostro con un poco de leche fresca por las noches para nutrirla y prevenir las arrugas. También puedes combinar la leche y el aloe vera para potenciar sus beneficios. 

Clara de huevo

Y finalmente, pero no menos importante, tenemos al huevo. En este caso vamos a usar solamente las claras pues es un excelente alimento natural para tratar las arrugas del rostro y el cuello. Lo único que necesitamos es batir una o dos claras de huevo y luego aplicarlas en tu rostro con suaves masajes. Deja que actúe por 20 minutos y luego enjuaga con abundante agua tibia. 

Además puedes aprovechar las cáscaras del huevo, pues contienen una membrana interior que son beneficiosas para hidratar la piel, y crear tu propia mascarilla casera con pocos ingredientes.

Wapa no olvides repetir todas estos tratamientos naturales dos o tres veces por semana para notar mejores resultados. Recuerda que como se tratan de recetas naturales deberás ser constante en su aplicación. 

Te puede interesar