¡De no creer! Gente hace largas colas para ingresar a tienda de ropa tras terminar cuarentena

Tras 55 días de confinamiento Francia empieza a reabrir parcialmente sus tiendas de moda.

La imagen de las colas a las afueras de las tiendas de Zara en París ha dado la vuelta al mundo. Luego de 55 días de cierre, cuando uno de los trabajadores subió la persiana se dio con la sorpresa de una larga cola esperando en la calle. Esto sucedió también con otras franquicias y cadenas de moda en la capital francesa. Y aún más, delante de las peluquerías.

Francia ha empezado una especie de fase “ni-ni”: ni normalidad ni paralización. Una especie de limbo en el que ya no hay reglas de confinamiento, pero tampoco es que todas las actividades se hayan restablecido. Los ciudadanos pueden salir con libertad de sus casas, sin la necesidad de tener alguna autorización, con la única limitación de moverse más de 100 kilómetros.

Con este escenario, la mayoría de tiendas empezaron a reabrir sus puertas, así como también algunas personas retornaron sus labores en oficinas que hasta ahora estaba cerradas o dependientes del teletrabajo. Una de las imágenes de la jornada, y que se está compartiendo en las redes sociales, es la de la gente realizando cola esperando que Zara abra sus puertas. En la fila daba la vuelta a toda la fachada de la tienda y había unas 30 personas aguardando.

En el mismo centro comercial se podía ver establecimientos de moda y de lujo, mantenerse cerrados, muchos de ellos inmersos aún en los ajustes necesarios para poder recibir compradores en las condiciones sanitarias necesarias.

«Los franceses son latinos y en cuanto se les deja libertad... Esto puede ser complicado», reflexionaba con ironía un encargado de uno de los establecimientos de la avenida, que auguraba una relajación en el respeto de las normas de distanciamiento social.

«Tomamos todas las medidas de precaución cuatro o cinco días antes de reabrir. Hicimos el pedido de máscaras y de gel hidroalcohólico, pusimos los carteles con las consignas», señaló el trabajador en una entrevista.

Esta progresiva vuelta a la normalidad se produce después de que Francia registrara este domingo 70 muertos por coronavirus, su cifra diaria más baja desde el inicio del confinamiento, hasta un total de 26.380 fallecidos.

Te puede interesar