DIY: Receta de beterraga y clara de huevo que ayuda a frenar la caída del cabello

La beterraga y el huevo tienen muchos beneficios para la belleza. Aprende a usarlos en un tratamiento de belleza para frenar la caída del cabello siguiendo esta receta.

Ante una caída prematura del cabello todos quisiéramos encontrar el tratamiento natural más efectivo que nos salve de esta problemática. Y es que no resulta nada agradable encontrarse con tantos pelos en el peine o en el suelo.

Gracias a la sabiduría de la naturaleza tenemos una amplia variedad de productos que nos servirán como remedios caseros para fortalecer nuestro pelo desde la raíz hasta las puntas. Esta vez te compartimos una sencilla, pero eficaz mascarilla en el que se combinan la betarraga, el aceite de oliva y la clara del huevo.

¿Cuáles son los beneficios de la beterraga?

La beterraga, aunque también se conoce como remolacha en otros países, tiene muchos beneficios para nuestra salud capilar en tanto se ha convertido en una gran aliada contra la pérdida del cabello.

Esta verdura contiene un componente mágico que se encargará de fortalecer nuestra melena: el betabel ya que posee diversas vitaminas y minerales tales como el potasio, fósforo, calcio y vitaminas B y C.

Puedes utilizar la beterraga sola para estimular el crecimiento de tu melena o puedes mezclarlo con otros ingredientes que también son bastante recomendados para tratar la caída del pelo.

En caso quieres usarla sin ningún agregado requerirás una o dos remolachas medianas. Una vez que hayas hervido la beterraga la aplasta hasta formar una pasta y lo aplicas directamente en tu pelo húmedo. Realizas suaves masajes y dejas que actúe por 20 minutos.

¿Qué ingredientes necesito para una mascarilla de beterraga?

-Una beterraga mediana

-Dos cucharadas de miel

-Una cucharadita de aceite de oliva

-Una clara de huevo

¿Cómo lo preparo?

1.Limpia y corta la beterraga en pedazos antes de colocarla en la olla con un poco de agua a fuego lento.

2.Pon a hervir la beterraga y una vez que esté bien cocida deja que enfríe un poco.

3.Retira el agua y tritura la remolacha, puedes usar un tenedor o una licuadora para ello. Luego agrega la miel, el aceite de oliva y la clara de huevo y mueve hasta obtener una pasta homogénea.

¿Cómo lo aplico?

Después de haber lavado tu cabello como de costumbre aplica la mascarilla con masajes circulares que ayuden a promover la circulación de la sangre. Hazte un moñito y ponte un gorro plástico y después de 30 minutos enjuaga tu pelo con abundante agua.

Y como no queremos desperdiciar nada podemos utilizar el agua que nos sobró al hervir la remolacha para darle el último enjuague a nuestro pelo. No te preocupes que el color morado de la beterraga se desvanece con un par de lavadas.

No olvides wapa realizar este tratamiento natural y casero por lo menos dos veces por semana para optimizar los resultados.

Aquí te dejamos un video 

Te puede interesar

SÍGUENOS