¿Leche de avena para el cabello? Sí, evita la caída prematura del cabello

Si creías que la avena solo beneficiaba a la piel del rostro pues te contamos que también estimula el crecimiento del cabello

Cuando pensamos en el cuidado de la piel se nos viene a la mente un ingrediente infalible que no pueden faltar en casa: la avena. Sin embargo, este producto casero también puede ser empleado para fortalecer, nutrir, suavizar y, sobre todo, promover el crecimiento del pelo.

La avena nos ayudará a revitalizar nuestra melena para que luzca suave y sedosa tanto en cabelleras que tienden a ser grasoso o secos. Toma nota de cómo deberás preparar este poderoso tratamiento capilar

¿Cuáles son los beneficios de la avena?

Este tratamiento resulta ideal para aquellas personas que tienen un cabello débil y quebradizo pues la avena se encargará de reparar cada hebra del pelo. Todo estos beneficios son gracias a los minerales,  al calcio, magnesio, silicio, potasio, hierro y al alto contenido de vitaminas B1 y B2 que posee.

Asimismo, podemos usar la avena para exfoliar y neutralizar el exceso de grasa en el rostro pues es un poderoso astringente. Puedes obtener mejores resultados si lo combinas con otros ingredientes como la miel y el limón. 

¿Qué ingredientes necesito?

1 taza de avena

1 taza de agua

1 cucharada de aceite de coco (opcional)

1 cucharada de miel (opcional)

¿Cómo lo preparo?

Primero vamos a poner a hervir el agua junto con los copos de avena por unos 10 o 15 minutos aproximadamente o hasta que veamos que la avena haya botado una gran cantidad de leche que nos sevirá para realizar la mascarilla.

Después de ello colamos el preparado que tenemos en la olla en un recipiente. Luego dejamos enfriar en un ambiente seco y fresco antes de utilizarlo. 

En este último paso si deseamos darle más brillo e hidratación al pelo podemos agregarle la miel y el aceite de coco. De lo contrario también podemos aplicarlo directamente en el cabello. 

¿Cómo lo aplico?

Realizamos suaves masajes circulares desde la raíz hasta las puntas. Dividimos nuestro cabello en secciones para facilitar la aplicación y echamos todo el preparado. Para mejores efectos nos  creamos un moñito y nos colocamos un gorrito de baño para que el calor ayude a absorber los nutrientes.

Te sugerimos realizar este tratamiento de belleza dos o tres veces por semana. No olvides aprovechar el puré de avena que quedó en el colador para hacerte una mascarilla con avena. ¡Ya sabes wapa, disfruta de sus beneficios sin gastar de más!

 

Te puede interesar

SÍGUENOS